No cambia la ambición de EE.UU. de dominar el mundo

Hace poco, la Cámara de Representantes del Congreso norteamericano elaboró el proyecto de ley del derecho a la defensa nacional para el año fiscal 2019 que incluye el presupuesto militar de 717 mil millones de US$.

Los fabulosos gastos militares de EE.UU. se malgastan para el mantenimiento de sus bases militares desplegadas casi en todas las regiones y continentes del planeta, los pertrechos militares de todo tipo, el Departamento de Defensa y otras instituciones, la formación de fuerzas armadas de nuevo tipo y el desarrollo de técnicas militares sofisticadas.

Este hecho deja conocer que EE.UU. se obstina en mantener, cueste lo que cueste, el mundo unipolar al impedir la multipolarización.

Considerando la dimensión de los gastos militares como magnitud para medir la fuerza, EE.UU. no abandona ni un momento su ambición de gobernar el mundo y transformarlo a su gusto.

Después del fin de la Guerra Fría, los gastos militares de ese país fueron varias veces mayores que los de la segunda potencia en gastos militares. E incluso sobrepasaban el monto de gastos militares de las potencias principales.

Aunque su economía se halla en estancamiento debido al aumento anual de déficit comercial y financiero, EE.UU. sigue incrementando los gastos militares.

Está enfrascado en el aumento de las fuerzas armadas a fin de bloquear la ampliación del poder militar y la zona de influencia de sus rivales potenciales en otras regiones y continentes más allá de los Océanos Pacífico, Atlántico e Índico.

China, Rusia y todos los países desafiantes a la unipolarización de EE.UU. son considerados como obstáculos para la implantación de la “paz basada en la fuerza”.

No cambia nunca la ambición de EE.UU. de gobernar por la fuerza el mundo entero.

Artículo de Rodong Sinmun, órgano de expresión del Partido del Trabajo de Corea.

Rodong Sinmun exhorta a alcanzar la meta más alta en la construcción socialista


El diario Rodong Sinmun señaló en el editorial de este viernes que durante 2 años desde el VII Congreso del Partido del Trabajo de Corea, el pueblo coreano ha desarrollado una ofensiva indoblegable para materializar las resoluciones aprobadas en ese conclave.

En ese bienio, todo el mundo conoció la grandeza del PTC que conduce a la victoria la revolución del Juche, recordó el editorial y prosiguió:

“Igualmente, el PTC se ha consolidado como un partido de acero que tiene una sólida base organizativa e ideológica y un terreno de masas.

Con su larga previsión, el Máximo Dirigente Kim Jong Un aclaró la original idea de construcción del partido, según la cual el atajo de la consolidación de todo el partido reside en fortalecer sus organizaciones de base y células, y prestó primordial atención a prepararlas como filas de flor y nata.

Hoy día, el PTC manifiesta su poderío de partido prometedor y revolucionario e invencible fuerza orientadora que cuenta con organizaciones de base vivas e infinitamente fieles a la causa del partido y el líder.

Durante los últimos 2 años, se ha demostrado plenamente la autoridad directiva y el poderío combativo del PTC.

Hoy en día, esta agrupación conduce la causa socialista convencido de la victoria de la revolución y depositando absoluta confianza en el gran pueblo.

Se presenta hoy la tarea de registrar cambios en todas las ramas de la construcción socialista y adelantar la victoria final mediante la ofensiva general revolucionaria para la materialización de las resoluciones del VII Congreso del PTC.

Todos deben luchar con dinamismo por la nueva victoria de la revolución y la elevada meta de la construcción socialista tomando como plataforma de salto las victorias históricas alcanzadas en los trabajos de los últimos 2 años.”

Publicado por la Agencia Central de Noticias de Corea

Rodong Sinmun condena la conspiración anti-RPDC de EE.UU.

EE.UU. intenta aumentar los fondos de espionaje contra la República Popular Democrática de Corea y recrudecer la ofensiva ideológica y cultural mediante medios electrónicos, radio y otros.

En la reciente reunión plenaria del Senado del Congreso estadounidense, se ha debatido ese tema y quedó aprobado por unanimidad el correspondiente proyecto de ley.

Sigue leyendo

La ilusión y esperanza en “ayuda” de EE.UU. significan la muerte

Hace poco, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba insertó en su página Web un artículo intitulado “El presidente boliviano revela el carácter imperialista de EE.UU. que intervino militarmente en la época de la guerra de independencia de Cuba”. El artículo hace conocer el hecho de que en 1898, EE.UU. intervino militarmente, bajo el pretexto de “ayuda”, en la guerra de la independencia del pueblo cubano contra la dominación colonial de España, y que su propósito verdadero no era la independencia de Cuba, sino arrebatarle ese país caribeño a España.

Sigue leyendo