Declaración del gobierno de la República Popular Democrática de Corea

Según la decisión política y estratégica del Partido del Trabajo de Corea, se realizó con éxito el lanzamiento de prueba del recién desarrollado cohete balístico intercontinental “Hwasong-15”.

El sistema de armamento del ICBM “Hwasong-15” puede cargar ojivas nucleares superpesadas y golpear todo el territorio principal de EE.UU. Sus índices tácticos y técnicos y especificaciones técnicas son mucho más ventajosos que el “Hwasong-14” cuyo lanzamiento de prueba tuvo lugar en julio pasado.

Así es el cohete balístico intercontinental más poderoso que llega a la etapa de acabado en el desarrollo del sistema coheteril que nos hemos propuesto.

Por el encargo del PTC y el gobierno de la RPDC, el lanzamiento de “Hwasong-15” se realizó bajo la dirección personal del Máximo Dirigente Kim Jong Un.

El cohete lanzado en el suburbio de la capital Pyongyang a las 2 y 48 del 29 de noviembre del 106 (2017) de la Era Juche navegó 53 minutos por la órbita de vuelo predeterminada y cayó con exactitud en la zona marítima prefijada en alta mar del Mar Este de Corea.

El disparo experimental se realizó a manera de aumentar al máximo la altura del cohete y no provocó ningún impacto negativo en la seguridad de los Estados circunvecinos.

El ICBM alcanzó una máxima altura vertical de 4 475km y navegó una distancia de 950km.

Observando el exitoso lanzamiento de “Hwasong-15”, el Máximo Dirigente declaró en tono orgulloso que, en el día de hoy, se cumplió por fin la histórica causa de completar las fuerzas armadas nucleares del Estado y la empresa de convertir el país en una potencia coheteril.

El pleno éxito del lanzamiento de “Hwasong-15” es una victoria muy costosa lograda por el gran y heroico pueblo coreano, quien ha venido sosteniendo con fidelidad la línea de desarrollo paralelo de nuestro partido sin vacilación alguna ante las múltiples pruebas y los brutales desafíos del imperialismo norteamericano y sus satélites.

La fabricación y el desarrollo de armas estratégicas de la RPDC son en absoluto para defender la soberanía y la integridad territorial del país y la vida pacífica del pueblo frente a la política de chantaje y de amenaza nuclear del imperialismo norteamericano.

Volvemos a declarar con solemnidad que esos medios no constituirán una amenaza para ningún país o región mientras éstos no perjudiquen los intereses de nuestro Estado.

Como potencia nuclear responsable y Estado amante de la paz, la RPDC realizará todos los esfuerzos a su alcance por cumplir su noble objetivo de defender la paz y la estabilidad del mundo.

 

 

29 de noviembre del 106 (2017) de la Era Juche

Pyongyang