Entrevista al GEIJ y la KFA

Entrevista realizada por unos estudiantes a nuestro Grupo de Estudio de la Idea Juche y a la KFA.

P.- Muchísimas gracias por aceptar nuestra entrevista. Para empezar, nos gustaría conocer más sobre usted. ¿De dónde es originario? ¿Cómo entró en contacto con la cultura, sociedad y política coreana? ¿Ha visitado la RPDC alguna vez?

R.- Pues muchas gracias a ustedes por la oportunidad. Mi interés por la RPDC fue en un primer momento político: como marxista-leninista sabía que la RPDC era y es un Estado socialista, y esto me hizo querer saber más, estudiar su realidad. Hacia comienzos del 2000 entré en contacto con la Asociación de Amistad con Corea (KFA por sus siglas en inglés), y en 2006 me hice miembro. A partir de ahí ya fui sumergiéndome en todo lo relacionado con ese maravilloso país.

Efectivamente tuve la oportunidad de visitar la RPDC en septiembre de 2016, una experiencia en verdad fascinante, inolvidable.

P.- ¿Recomendaría la RPDC como destino turístico? ¿Qué es lo que usted recomendaría visitar de dicha nación?

Se puede visitar la RPDC de muchas maneras, y una de ellas es como turista, por supuesto que lo recomendaría. La coreana es una sociedad muy politizada, con lo que la cultura es socialista y revolucionaria. Por tanto las visitas turísticas tienen mucha relación con la Revolución, eso hay que tenerlo en cuenta. A mí lo que más me gustó fue perderme por las calles y charlar con la gente, la vida diaria, su fortaleza y espíritu luchador. De entre las visitas más interesantes, me gustó mucho subir a la Torre Juche en Pyongyang o realizar juegos populares con los y las camaradas, en Nampho. Pero políticamente lo más potente fue el Congreso sobre socialismo al que tuve la oportunidad de asistir, o la formación que recibimos. Emocionalmente, por supuesto, destaco mi visita al Palacio del Sol Kumsusan, y la ofrenda floral en Mansudae.

Visitar el Monte Paektu también debe de ser una experiencia increíble por lo que me han contado mis camaradas; aunque yo aún no lo he hecho, espero que sea pronto.

P.- ¿Nos podría hablar acerca de la KFA? Usted es delegado especial de la KFA, ¿en qué consiste?

Bueno, el Delegado Especial es el Presidente de la KFA, nuestro camarada Alejandro Cao de Benós, yo soy el Delegado Oficial en el Estado español. La KFA es una asociación cultural con presencia en muchos países. Nuestros miembros están interesados en el sistema social, político, económico de la RPDC, pero también hay gente atraída por la gastronomía, la historia, la arqueología, etc. Defendemos el sistema de la RPDC y la Reunificación de la Península. También pedimos respeto hacia su sistema de gobierno y hacia los Líderes, todo ello por una sencilla razón: porque es la forma de ser que han elegido las y los coreanos para sí.

P.- Cambiando el hilo de la conversación, ¿cómo es el día a día en la RPDC? ¿Qué derechos están garantizados y cubiertos por el estado obrero de la RPDC?

Lo ha definido usted muy bien al llamarlo un estado obrero, el trabajo allí es algo que se celebra a diario. El día a día es muy tranquilo, apacible; personalmente no vi prisas, ni estrés, ni malas maneras. A la mañana nos despertaba la Sirena del Trabajo, y los pioneros tocaban música en la calle para amenizar la espera de los viandantes. Es una gran familia. En este sentido, escribí una detallada crónica sobre mi visita en la que hablo mucho de lo cotidiano. Se puede leer aquí:

https://ideajuchemadrid.com/2016/10/13/cronica-de-un-viaje-a-la-republica-popular-democratica-de-corea/

Por ser coreano, está garantizado lo siguiente: trabajo (existe el pleno empleo en la RPDC), educación a todos los niveles, sanidad, vivienda, ropa y comida, entre otras muchas cosas, todo ello gratuito. Los precios son extremadamente bajos, todo es baratísimo, también para los extranjeros, y no existen impuestos desde los años setenta. También, a partir de los 17 años, los coreanos y las coreanas tienen derecho para elegir o ser elegidos como diputados a las Asambleas Populares, verdaderos órganos de poder popular.

P.- Hemos visto que en prácticamente todos los medios occidentales se tacha a la RPDC de una dictadura autoritaria, incluso totalitaria donde se coartan los derechos y libertades civiles. ¿Cómo les respondería?

La RPDC es un estado asambleario, desde la Asamblea Popular Suprema hasta las de región, ciudad e incluso distrito. Hay elecciones cada cuatro años, cinco en el caso de la Suprema. Allí se toman las decisiones que son luego aplicadas por los Comités Populares correspondientes. Cada semana, la gente se reúne en sus lugares de trabajo para hacer balance y decidir cómo van a funcionar la semana siguiente. Los medios de producción están en manos de las Masas, verdadera definición de socialismo. Es decir, como verdadero Estado democrático, en la RPDC es el Pueblo el que detenta el poder.

En la RPDC se entienden como los Derechos Humanos más importantes los derechos políticos, de los que he hablado en la anterior respuesta (trabajo, vivienda, sanidad, educación, comida, ropa, etc.). La Asociación de Derechos Humanos de la RPDC redacta y publica periódicamente un detallado informe sobre la situación en el país y en el resto del mundo.

Desde luego, la ideología de la RPDC choca frontalmente con el capitalismo y con el imperialismo, con lo que ciertos medios occidentales (afortunadamente no todos) ven interesadamente a Corea como el enemigo, dependiendo de quién financie dichos medios, o de quién reciban órdenes directas.

P.- En estos últimos meses estamos viendo cómo ambas Coreas están aumentando sus relaciones, ¿están más cerca que nunca de su reunificación? En dicho caso, ¿cómo sería el sistema en una posible Corea? ¿Socialista, capitalista, o el norte mantendría el socialismo y el sur el capitalismo?

Nosotros eso esperamos, de todo corazón. Está claro que, en el momento en que los Estados Unidos desaparecen de la ecuación, las cosas empiezan a funcionar. De USA se espera la firma de la paz definitiva, que acaben con el bloqueo y las bestiales e injustas sanciones y que se larguen de la zona Asia-Pacífico; y, de paso, que también se larguen de todos aquellos lugares que ocupan brutal e ilegalmente en el planeta.

En una Corea unificada, una República Confederal Democrática de Koryo, la idea sería la de un país con dos sistemas, en el que se habría llegado a un gran pacto connacional.

P.- Hablemos de un tema un tanto más controvertido, las armas nucleares. ¿La RPDC renunciará a su arsenal nuclear?

La gente en la RPDC no quiere las armas nucleares, al menos no para siempre. Son tristemente necesarias porque Corea está siendo amenazada precisamente con esas mismas armas. La RPDC se ha comprometido, no a desnuclearizar la parte norte de la Península (como algunos medios falsamente señalan), sino a trabajar por la completa desnuclearización de toda la Península, la zona Asia-Pacífico, y todo el planeta en general. Este es un póster norcoreano que ilustra muy bien este sentimiento:

Korean_Posters_A024_Let_us_make_the_new_generation_unfamiliar_to_nuclear_bomb
“Hagamos que las nuevas generaciones no conozcan la bomba nuclear”.

P.- Y por último, ¿quiere mandar algún mensaje a nuestros jóvenes (y no tan jóvenes) lectores?

Pues no se me ocurre nada así de pronto. La verdad es que me apetecería más escuchar lo que ellos tienen que decir, que falta nos hace y que seguro que es también muy interesante!