ACNC (KCNA) repudia la ambición agresiva de descendientes de samuráis

619

Imagen ilustrativa de bandera de popa de las “Fuerzas navales de autodefensa” de Japón

 

Pyongyang, 8 de octubre (ACNC) — Hace poco, Japón insistió en que el buque de las “fuerzas navales de autodefensa” con la “bandera del sol naciente” participará en la revista naval a efectuarse en la isla coreana Jeju.

Como es conocido por todos, la “bandera del sol naciente” es el estandarte militar usado en el siglo pasado como símbolo del “espíritu de Yamato” por el imperialismo japonés para agredir a Corea y otros países asiáticos bajo el rótulo de la “esfera de coprosperidad de la gran Asia Oriental”.

Por esta razón, todo el mundo se opone fuertemente a tal insistencia de Japón.

Sin embargo, el ministro de Defensa y otros funcionarios oficiales de Japón dicen que el estandarte militar de las “fuerzas navales de autodefensa” muestra la nacionalidad y simboliza el poder estatal y que la demanda de bajar la “bandera del sol saliente” es desatinada e inmoral.

En estos tiempos provocan el apoyo y aplausos de todo el mundo el compromiso y las medidas prácticas de la nación coreana para convertir la Península Coreana en el territorio de paz.

Pues, el proceder de Japón resulta intolerable insulto y burla a la nación coreana y la sociedad internacional que aspiran a la paz.

Continúa la historia de agresión de Japón que en el siglo pasado cometió indelebles crímenes contra la nación coreana.

Lejos de pedir perdón y hacer reflexión sobre sus crímenes de agresión cometidos en el siglo pasado, insiste en que es el suyo el sagrado territorio coreano. Insatisfecho con esto, se desespera para entrar en el territorio coreano con el estandarte militar sangriento del viejo ejército japonés.

Manifiesta abiertamente que siendo Estado posible de cumplir la guerra, no ha abandonado su añejo sueño de “esfera de coprosperidad de la gran Asia Oriental”. He aquí el cinismo del país isleño.

Es intolerable la ambición agresiva de Japón, enemigo jurado de la nación coreana.

No flameará nunca más en el territorio coreano la bandera criminal del imperialismo japonés.

Todos los coreanos deben levantarse en la lucha contra la ambición de los reaccionarios japoneses de convertir su país en potencia militar y de cometer nueva agresión. -0-