Frente a los movimientos de la política estadounidense.

photo_2018-10-19_10-40-24

El pueblo surcoreano está totalmente en contra de la obstrucción de EE. UU. a la implementación de la histórica declaración de Panmunjeon y la “Declaración conjunta de septiembre de Pyongyang”.

El 6 de octubre se celebró una manifestación contra los Estados Unidos frente a la embajada de los Estados Unidos en Seúl.

Alrededor de 200 personas en el mitin corearon los lemas “Retirada de la política hostil de los Estados Unidos hacia Corea del Norte”, y “Detener la interferencia en la implementación de la declaración de Panmunjeom y en los asuntos internos”.

Se comprometieron a rechazar rotundamente cualquier movimiento de la intervención de los EE. UU. para implementar la declaración de Panmunjeom y la “Declaración conjunta de septiembre de Pyongyang”.

Estudiantes universitarios de Corea del Sur realizaron una ceremonia de formación de una organización de “combatientes antinorteamericanos, estudiantes universitarios por la independencia de esta tierra”, en Seúl, el 10 de octubre.

En la ceremonia, los oradores denunciaron a los Estados Unidos por lanzar una serie de comentarios anacrónicos en un momento en que la gente de todo el mundo acoge el clima de paz que prevalece en la península de Corea.

Señalaron que no podían reprimir su enojo ante los movimientos de los EE. UU. para evitar que el sur y el norte resolvieran el problema de la península coreana y avanzaran hacia la paz.

No serán solo meros vigilantes de las acciones de Estados Unidos, que han proferido palabras que amenazan la paz de la península de Corea, anotaron.

Al final de la ceremonia, los estudiantes realizaron una exposición fotográfica para ciudadanos, a través de la cual expusieron los crímenes de los soldados yankis en Corea del Sur, y distribuyeron folletos en los que se pedía la retirada de las fuerzas estadounidenses de Corea.