ACNC denuncia la “oleada anti-Norte” del PCL

Pyongyang, 14 de mayo (ACNC) — En estos días, la banda conservadora surcoreana vuelve a levantar unaa “oleada anti-Norte”.

Sobrepasan en un millón 800 mil el número de participantes en la campaña por la disolución del “Partido Libertad de Corea” iniciada el día 22 de abril. Pasmados ante este hecho, los compinches de ese partido traidor rumorean la “manipulación trasera del Norte” en esta campaña masiva a fin de librarse de su crisis.

El líder del PLC en el parlamento y otros de sus compinches disparatean que “sospechan de que está el Norte (de Corea) detrás de la petición de los habitantes”, y que “es claro que fue excluido su partido según una orden del Norte en la toma de decisiones de importantes proyectos de reforma a ser despachados urgentemente en la asamblea nacional”.

¿Cómo pueden ellos calificar como “fuerzas subordinadas al Norte” a muchos solicitantes y hasta a los partidos en el poder y la oposición que les excluyeron de las decisiones?

Este hecho demuestra nítidamente la visión antipopular de la banda traidora y los atributos de este colectivo traicionero, que no vacila en sacrificar a sus habitantes para su interés político.

Nunca se saldrá con la suya la artimaña de estos compinches que intentan salir de la crisis política mediante la frecuente “purga de las fuerzas pro-Norte”.

El PLC tiene bien presente que la “oleada anti-Norte”, cuyo blanco es la usurpación del “poder”, provoca gran indignación de todos los habitantes surcoreanos y un fuerte viento contrario.

Hace poco quedó fundado en Seúl el comité preparatorio de la “corte constitucional de civiles para disolución y sentencia del PLC”, y los distintos estratos surcoreanos alzan las voces de denuncia al PLC.

La cada día más creciente petición online de disolución del PLC es el inevitable resultado que merece esta banda traidora que busca su salida en la confrontación fratricida despreciando a los habitantes.

Aunque el PLC hace desesperaciones frenéticas, la historia le sentenciará con dureza.