Declaración de la KFA

La Asociación de Amistad con Corea (KFA), declara su total apoyo a la Declaración del portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea del 4 de Junio.

La Declaración Conjunta del 12 de Junio RPDC-EE.UU, demuestra que la RPD de Corea mantiene una posición de amistad, paz y reconciliación incluso con los países como EE.UU., que a fecha de hoy mantienen una guerra abierta contra la República.

Por ese motivo y para demostrar su voluntad de paz, el gobierno de la RPD de Corea declaró una moratoria voluntaria en las pruebas nucleares y el lanzamiento de misiles de larga distancia. Asimismo desmanteló los túneles subterráneos de ensayo nuclear y comenzó la repatriación de restos de los militares estadounidenses fallecidos en la Guerra del Corea.

A pesar de esas muestras de amistad, los EE.UU., en lugar de responder de forma recíproca, han acelerado sus sanciones y presión contra la RPDC con medidas como el acto de piratería y captura del barco mercante Wise Honest.

Asimismo, los EE.UU. insisten en la desnuclearización y desarme unilateral de la RPDC, petición irresponsable e infantil.

La Declaración Conjunta del 12 de Junio RPDC-EE.UU. tiene una gran simbología histórica, pero corre el peligro de convertirse en papel mojado si los EE.UU. no dan pasos concretos para su realización.

La política imperialista, arrogante y unilateral de EE.UU. nunca ha funcionado ni funcionará contra la soberanía socialista de la RPDC.

El Mariscal Kim Jong Un ha sido muy bondadoso tendiendo la mano frente a las armas nucleares que apuntan a la RPDC, pero el imperio de Trump nunca debe confundir la bondad con la sumisión.

El tiempo corre y la paciencia tiene un límite. Es el momento para Donald Trump de presentarse como un hombre negociador de paz o quedar en ridículo frente al mundo si la RPDC decide continuar su derecho soberano al desarrollo defensivo nuclear.

5 de Junio, Juche 108 (2019).