¿Cómo estalló la Guerra de Corea?

Artículo extraído de Naenara.

¿Quién provocó la Guerra Coreana?

camisetafusil

Paralelo 38 y ocupación de Corea del Sur por el imperio estadounidense.

En agosto de 1945, Japón se capituló por la ofensiva definitiva del Ejército Revolucionario Popular de Corea y la participación de la Unión Soviética en la guerra contra Japón, lo cual dejó desconcertado a EE.UU. Al no lograr su objetivo de ocupar toda la Península Coreana y, utilizándola como trampolín, realizar su estrategia para tomar la hegemonía mundial, EE.UU. planteó una “resolución real” con el fin de ocupar la mitad del territorio coreano.

Según la instrucción del entonces presidente norteamericano Truman, se convocó una sesión del Comité Coordinador integrado por los jefes del Departamento de Estado, Ministerio de Fuerzas Terrestres y el de Fuerzas Navales, en la cual se elaboró un proyecto preliminar con el fin de que ambos ejércitos soviético y estadounidense consumaran el desarme de las tropas japoneses en las divisiones por el paralelo 38 de Corea, respectivamente. Truman lo aprobó de inmediato y mandó preparar la “Orden general No.1” al respecto y despacharla a las fuerzas aliadas el 13 de agosto. La línea divisoria de Corea por el paralelo 38, fabricada unilateralmente por EE.UU., nunca se sometió a discusión internacional.

El 4 de septiembre de 1945, una unidad de avanzada del cuerpo 24 del ejército estadounidense llegó al aeropuerto de Kimpho y desde el 8 de septiembre hasta mediados de octubre desembarcaron las fuerzas armadas de cuerpo en Inchon, Pusan y Mokpho.

Al respecto, los estadounidenses dicen que en realidad, la guerra de Wall Street contra el pueblo coreano empezó desde septiembre de 1945 cuando sus generales pusieron sus pies en el Sur de Corea.

Preparación de guerra y provocación militar en el paralelo 38

Para asegurar la preponderancia de las fuerzas armadas, EE.UU. equipó y amplió al ejército títere surcoreano y lo entrenó a estilo estadounidense. También se invistió de prerrogativa militar sobre él.

Entre 1945 y 1949 dio al Sur de Corea una asistencia militar por valor de mil millones dólares. Al mismo tiempo de acelerar la preparación militar del ejército surcoreano, aumentó y desplegó enormes fuerzas armadas en las zonas próximas al paralelo 38, construyó y amplió las carreteras militares y pusieron gran empeño en las fortificaciones.

Asimismo, recurrió a las provocaciones militares contra Corea del Norte en las regiones cercanas del paralelo 38, cuyo número llegó a más de 5 150 entre 1947 y junio de 1950.

Tales provocaciones no eran simplemente “conflictos armados”, sino “guerras de prueba” realizadas repetidamente enfocándose en la orientación de ataque que se reflejó en el plan de acción militar para la “expedición hacia el Norte”.

El 4 de julio de 1975, Fujishima Udai, comentarista japonés, dijo: El proyecto de EE.UU. para provocar una guerra en Corea no se ejecutó improvistamente el 25 de junio de 1950 que se dice generalmente día del estallido de la Guerra Coreana, sino comenzó desde 1947 después de la Segunda Guerra Mundial.

Estallido de la Guerra Coreana

Una vez terminada la preparación militar, Truman envió al Sur de Corea y a Tokio a Dulles, asesor del Departamento de Estado, Johnson, secretario de Defensa, y Bradley, jefe del Estado Mayor Conjunto, so pretexto de discutir un “tratado de paz” con Japón. Pero, su intención era verificar últimamente los preparativos para la guerra contra el Norte de Corea y tomar medidas correspondientes.

A mediados de junio de 1950, Dulles llegó al Sur de Corea y examinó definitivamente la preparación de guerra del ejército títere en la zona próxima al paralelo 38. Luego, dio la orden de iniciar una guerra a Syngman Rhee, cuando dijo:

“He venido aquí con la orden del presidente Truman de inspeccionar con mis propios ojos los preparativos para la marcha hacia el Norte y emprenderla en el caso de que todo es perfecto. No hace falta dilatarla más.”

El 25 de junio de 1950, el ejército títere surcoreano, en estado de alerta para el ataque bajo el mando directo del grupo de asesores militares estadounidenses, perpetró una invasión armada sorpresiva contra la RPDC a lo largo del paralelo 38.

Pero, el imperialismo norteamericano sufrió una ignominiosa derrota en la guerra por el heroico pueblo coreano que se levantó en la lucha por defender firmemente el destino de su patria y nación.