Declaración del Frente Democrático Nacional Antiimperialista

Comentario de portavoz del FDNA.

Estados Unidos va a mantener el derecho de mando en la guerra y en tiempos de paz sobre el ejército surcoreano a través del Comando de las Fuerzas de la ONU después de transferir el control de operaciones en tiempos de guerra al ejército surcoreano.

Es bien sabido por el mundo que Corea del Sur y EE. UU. han avanzado para establecer el futuro comando combinado, en el que el ejército surcoreano asume el mando y Estados Unidos tiene el mando adjunto, después de la transferencia del control de operaciones en tiempos de guerra.

Sin embargo, Estados Unidos dijo que es inaceptable que el ejército estadounidense esté bajo el mando de otra nación. Insiste en el ejercicio del derecho de mando en la guerra y en tiempos de paz sobre el ejército surcoreano a través del Comando de Fuerzas de la ONU después de la transferencia del control de operaciones en tiempos de guerra.

Esto demuestra que Estados Unidos no tiene intención de transferir sus operaciones directamente al ejército surcoreano, y que dominará a Corea del Sur militarmente para siempre a través del Comando de Fuerzas de la ONU.

Hay más de 200 naciones en el mundo, sin embargo, en las que ningún ejército confía su mando a otro.

Es el resultado de la desgracia y la humillación producidas por los sucesivos regímenes traicioneros pro-estadounidenses de Corea del Sur.

Es repugnante que las autoridades surcoreanas, que le han confiado a Estados Unidos su comando, aboguen por la llamada defensa independiente.

Antes de llamar a su defensa independiente, las autoridades surcoreanas deberían despedirse de la idea profundamente arraigada de la sumisión a las grandes potencias.

Amplios segmentos del pueblo surcoreano deberían llevar a cabo una acción vigorosa para disolver el Comando de las Fuerzas de las Naciones Unidas, un símbolo de desgracia nacional y fuente del fomento del peligro en la Península Coreana.

30 de septiembre de 2019

Seúl.