Reunión del GEIJ

El Grupo de Estudio de la Idea Juche (GEIJ) de Madrid se reunió el 14 de octubre por la mañana en la Universidad Complutense.

Capturauy89

En esta ocasión, tratamos diversos aspectos técnicos del Grupo, pues hacía ya tiempo que no nos reuníamos. También hablamos con dos camaradas recién llegados de la República Popular Democrática de Corea, donde han estado estudiando tres meses. Comparamos su experiencia con otras pasadas o de índole diferente, y también con la realidad actual de la RPDC, un ejercicio muy interesante y necesario en verdad.

El Director del GEIJ nos contó cómo fue el Congreso sobre Idea Juche de Bulgaria el mes pasado, poniéndonos al día de los discursos, resoluciones, etc.

Por último, comentamos la obra del Presidente Kim Il Sung “Manifestemos en alto grado la superioridad del socialismo en nuestro país”, un discurso pronunciado ante la Asamblea Popular Suprema en 1990. De este texto destacamos el extenso y profundo repaso que hace de la historia revolucionaria de Corea, así como el análisis político y económico de su situación en aquel decisivo año. La Revolución, la reforma rural, la educación socialista, el estilo Dean, el método Chongsanri, el bienestar de las Masas, la Reunificación… son algunos de los temas que se tratan. Es importante destacar la necesidad de dar solución a los problemas del socialismo usando métodos socialistas.

También destacamos del texto estos decisivos pasajes:

“Transformar de manera creadora todas las esferas de la sociedad en correspondencia con las exigencias de independencia de su sujeto, las masas populares, es la orientación principal en la edificación del socialismo humanocéntrico. En todo el proceso de construcción socialista, el Partido y el Gobierno de la República han mantenido con firmeza y constancia la posición independiente y creadora, y llevado a la práctica los lineamientos de soberanía, autosostén y autodefensa hasta sus últimas consecuencias.”

“Dedicando los esfuerzos primordiales a la conquista de la fortaleza ideológica debemos formar a todos los miembros de la sociedad como comunistas dotados con elevada conciencia ideológica de independencia y capacidad creadora, y convertir a toda la sociedad en una colectividad comunista unida por lazos camaraderiles.”

“Con el progreso de la sociedad, la situación socio-económica de todos los trabajadores se asemeja a la de la clase obrera, y su nivel técnico-cultural alcanza al de los intelectuales, lo cual es un proceso legítimo. La orientación principal para la transformación del hombre, que ha de efectuarse en la etapa de la edificación del socialismo y el comunismo, reside en convertir a todas las personas en intelectuales dotados de los valores de la clase obrera, o en obreros investidos con las cualidades de los intelectuales mediante un fuerte impulso al referido proceso.”