Comunicados del FDNA

Comentario de portavoz del FDNA.

Amplios segmentos de personas surcoreanas están lanzando una campaña para boicotear los productos japoneses, iniciada a partir de julio del año pasado en protesta por las medidas de represalias de Japón.

Es una erupción de ira reprimida y enojo de la gente en Japón que niega los crímenes horribles y poco éticos que cometió contra la nación coreana, y se niega persistentemente a pedir disculpas y reparaciones.

Los imperialistas japoneses llevaron por la fuerza a más de 8,4 millones de coreanos jóvenes y de mediana edad a los campos de batalla, por la agresión y para los lugares de trabajos forzosos. Secuestraron a 200 000 mujeres coreanas, forzándolas a la esclavitud sexual.

Los reaccionarios japoneses son un grupo de bárbaros que ignoran la moralidad y la cortesía, y son el enemigo jurado de la nación coreana.

El pueblo surcoreano de diferentes estratos debe demostrar el espíritu y el temple de la nación coreana que valora la verdad y a la que no le gusta la injusticia.

El FDNA, junto con las gentes de varios círculos, desarrollará una campaña de boicot de los productos japoneses para cerrar cuentas con Japón sobre crímenes pasados y acelerar la lucha contra el PLC (Partido Libertad de Corea) y los conservadores.

18 de febrero de 2020

Seúl.

Culpado por el Pueblo.

Hace unos días, Hwang Gyo-ahn, ex representante del Partido Libertad de Corea, está siendo acusado por el pueblo surcoreano de todos los ámbitos de la vida mientras hablaba desde un restaurante de Seúl de que “sucedió algún evento en 1980”, refiriéndose al levantamiento popular de Gwangju del 18 de mayo de ese año.

El “evento” es el levantamiento popular de Gwangju del 18 de mayo contra el gobierno fascista militar de Chun Doo-hwan.

Hwang distorsionó el levantamiento popular de Gwangju del 18 de mayo como un “disturbio”, como el mismo Chun dijo en ese momento.

Este año se cumple el 40 aniversario del levantamiento popular del 18 de mayo. Estamos conmocionados por la “conciencia histórica” de Hwang, condenado por el Partido Democrático, actualmente en el gobierno. Hwang debería disculparse, ya que insultó el levantamiento popular de Gwangju y negó la democracia, enfatizó el Partido Bareun.

Hwang tiene poco conocimiento de la resistencia del 18 de mayo, debe disculparse sinceramente por el espíritu de los difuntos y los residentes de Gwangju; es bastante absurdo que Hwang, que desconoce la historia de la democracia surcoreana, intente incursionar en la política, reclamó el Partido de la Justicia.

Debería retirar todos sus cargos públicos y pedir disculpas a la gente, afirmaron las organizaciones cívicas el 11 de febrero.