Nuevos comunicados del FDNA

photo_2020-03-25_20-22-18

Comentario de portavoz del FDNA.

Las autoridades surcoreanas instituyeron el 27 de julio como el día de la participación de las fuerzas de la ONU en la Guerra de Corea, y el 11 de noviembre el día conmemorativo internacional para los soldados caídos de las fuerzas de la ONU.

En este sentido, las autoridades enfatizan la “recepción cordial para los soldados de la ONU” y la “promoción de la amistad con las naciones que participaron en la guerra”, mientras impulsan la búsqueda de sus méritos y las reuniones de invitación con ellos.

Es una conducta vergonzosa de las autoridades, que blanquean la historia de los crímenes de guerra liderados por los Estados Unidos y les adulan.

Es de conocimiento común que Estados Unidos desató la Guerra de Corea el 25 de junio de 1950.

El ejército estadounidense y los mercenarios de los estados vasallos bajo las boinas de la ONU masacraron a la nación coreana sin distinción de sexo, y redujeron la península coreana a un montón de cenizas.

Es el colmo de la vergüenza que las autoridades hagan una alta estimación de su mérito, lejos de llevarlos a un tribunal internacional; y es un acto antinacional de traidores a la nación que no tiene ni un ápice de alma de la nación coreana.

La historia conmemora el “día de la participación” designado por las autoridades como el Día de la Victoria de Corea del Norte, y registra el “día conmemorativo” como el de una escena miserable.

Amplios segmentos del pueblo surcoreano deberían hacer esfuerzos combinados para liquidar los elementos pro-estadounidenses que pervierten los hechos históricos.

16 de marzo de 2020

Seúl.

Comentario de portavoz del FDNA.

Han transcurrido cincuenta y seis años desde que el pueblo surcoreano inició la lucha contra las conversaciones entre Corea del Sur y Japón.

La lucha contra la conversación entre Corea del Sur y Japón que se llevó a cabo de marzo a junio de 1964 fue una expresión de la ira de la gente que no toleraría el traicionero acto de la dictadura fascista militar.

Los estudiantes, incluidos amplios segmentos de personas de Corea del Sur, demostraron al mundo una conciencia independiente nacional, llevando pancartas escritas con “Alto a la conversación entre Corea del Sur y Japón”, “Acabar con el imperialismo japonés” y “Aparcar y dejar de humillar la diplomacia hacia Japón”, y dieron un duro golpe a la traición traidora de Park.

Más de medio siglo ha pasado desde entonces, pero el deseo de los resistentes aún no se ha cumplido.

Japón está haciendo esfuerzos desesperados para realizar su ambición salvaje por la re-invasión, mientras niega su crimen infeliz.

Lejos de hacer una sincera disculpa y compensación a la nación coreana, los reaccionarios japoneses han distorsionado no solo sus brutalidades criminales, sino que también han provocado una guerra económica. Han hecho un esfuerzo frenético para hacer realidad el viejo sueño de la “Esfera de Co-Prosperidad de la Gran Asia Oriental”, afirmando el dominio sobre la isla Tok, que pertenece a Corea.

La situación actual afecta los malos sentimientos del pueblo surcoreano hacia Japón, que está loco por la realización de su ambición militarista.

Sin embargo, las fuerzas conservadoras de Corea del Sur están cubriendo el crimen de los reaccionarios japoneses.

Las fuerzas conservadoras han hablado mal de la lucha antijaponesa del pueblo surcoreano como tribalismo antijaponés, y han hecho comentarios alocados de que la dominación colonial de Japón contribuyó al desarrollo de la península coreana.

Las fuerzas conservadoras son elementos pro-japoneses al pie de la letra.

El pueblo surcoreano está gritando las consignas “la elección general es solo la guerra entre Corea del Sur y Japón”, “hagamos la Asamblea Nacional para el pueblo”, “hagamos la Asamblea Nacional sin elementos pro-japoneses” y “juzguemos políticamente a los pro-japoneses”.

El pueblo surcoreano de todos los ámbitos de la vida debe hacer grandes esfuerzos para eliminar a las fuerzas conservadoras en el espíritu de las resistencias del 24 de marzo y el 3 de junio.

24 de marzo de 2020

Seúl.