Revolución de Abril

Publicamos el siguiente comunicado del Frente Democrático Nacional Antiimperialista, a los sesenta años de la Revolución del 19 de Abril:

Comunicado de portavoz del FDNA.

Han pasado sesenta años desde que los estudiantes y el pueblo de Corea del Sur lanzaron una resistencia nacional para poner fin al gobierno fascista del régimen de Syngman Rhee, para lograr así la independencia y la democracia en Corea del Sur.

El levantamiento popular del 19 de abril fue una erupción de ira acumulada de surcoreanos contra el gobierno colonial de 15 años de los Estados Unidos y sus títeres. Fue la resistencia nacional contra los Estados Unidos y contra el fascismo, con la participación de millones de personas.

Los rebeldes enfurecidos emprendieron la lucha contra Rhee, presentando consignas como “¡Oposición a las elecciones fraudulentas del 15 de marzo!”, “Rhee, ¡Sal de tu cargo!” y “EE. UU., ¡Parad la intervención!”

Desconcertado por la resistencia masiva, el grupo de Syngman Rhee impuso en Corea del Sur la ley marcial para reprimir duramente a la gente. Sin embargo, no logró amortiguar el espíritu de los rebeldes, y Rhee fue finalmente expulsado de la presidencia.

Esta resistencia fue la primera victoria para derrocar la dictadura pro-estadounidense, sacudiendo el gobierno colonial fascista de los Estados Unidos hasta sus cimientos, y sirvió como un nuevo punto de inflexión en la lucha de los surcoreanos por la justicia y la democracia.

Han transcurrido sesenta años desde el levantamiento popular del 19 de abril. El deseo de los rebeldes aún no se ha realizado.

La dominación de los EE. UU. en todas las dimensiones de los campos políticos, económicos y militares ha tenido una continuidad constante, y las medidas viciosas de los EE. UU. para controlar la aspiración independiente de los surcoreanos se vuelven más pronunciadas.

Estados Unidos ha reinado sobre Corea del Sur reemplazando a sus secuaces con oficiales militares y civiles cada vez que se encuentra en una situación difícil.

Estados Unidos, que considera a Corea del Sur como un trampolín para sus intereses nacionales, ha presionado a Corea del Sur para que pague su parte del costo de defensa solo para traicionar la arrogancia y la naturaleza agresiva del gobernante de Corea del Sur.

Los descendientes del despotismo fascista militar han centrado todos los esfuerzos en resucitar la era oscura del pasado, plagada de traición, fascismo y enfrentamiento intercoreano.

La auténtica democracia y el derecho a la existencia del pueblo surcoreano no se harán realidad sin la terminación del dominio de la fuerza extranjera que interfiere en Corea del Sur y la liquidación total del conservadurismo pro-estadounidense.

El pueblo surcoreano debe llevar a cabo acciones constantes contra la fuerza extranjera y el conservadurismo, con el espíritu del levantamiento popular del 19 de abril.

18 de abril de 2020,

Seúl.

1960_이철승-935x50004 210_102 518a08 419 truck10 518c