Alma inolvidable

El 13 de junio se celebró una ceremonia para recordar la memoria de dos colegialas, Sin Hyo-sun y Sim Mi-sun, que fueron asesinadas por un vehículo blindado estadounidense hace 18 años en un parque de en la provincia de Gyeonggi.

Enfurecidos por el juicio de absolución de los soldados estadounidenses, el pueblo surcoreano celebró mítines con velas.

Con la intención de recordar la “muerte falsa” de las dos colegialas y reclamar una investigación exhaustiva de su muerte, se construyó el parque de la paz.

Se instalaron pinturas murales que representan a las dos colegialas, y se hicieron manifestaciones a la luz de las velas de varios círculos en demanda de una investigación estricta sobre su muerte, disculpas de los soldados estadounidenses y prevención de la recurrencia del accidente.

Condenaron las brutalidades del ejército estadounidense.