Aunar las masas en una misma fuerza política

Con miras a efectuar la revolución y la construcción apoyándose en las masas populares es necesario aunarlas en una misma fuerza política.
El gran Dirigente Kim Jong Il dijo:
“Con miras a efectuar la revolución y la construcción apoyándose en la facultad creadora de las masas populares es necesario aunarlas en una misma fuerza política.”


Aunar las masas en una misma fuerza política es una condición decisiva para efectuar la revolución y la construcción apoyándose en las masas populares.
La fuerza de las masas emana de la unidad. Si se agrupan en una sólida fila, mostrarán un poderío realmente sorprendente en la lucha revolucionaria y en la labor de la construcción.
Para agrupar compactamente a las masas populares se deben combinar de manera correcta la línea clasista y la de masas.
Solo si se observa con rigor el principio clasista y, al propio tiempo, se aplica con acierto la línea de masas, será posible aislar por completo los elementos hostiles, afianzar la posición clasista, educar, transformar y unir a amplios sectores de masas y promover plenamente su facultad creadora en el proceso revolucionario y constructivo.
El partido debe aclarar de modo científico sobre el problema de la fuerza motriz y del objeto y realizar la línea clasista y la de masas según el carácter y el deber de la revolución.
Aunar las inmensas masas de toda clase, excepto la minoría de los elementos antagónicos, en torno al partido cumpliendo la línea clasista y la de masas es un principio que se debe mantener invariablemente en la lucha para fortalecer el Juche de la revolución.
El partido, cumpliendo cabalmente la línea clasista y la de masas, debe unir a todas las masas, excepto los elementos antagónicos, en torno al partido educándolas y transformándolas.