Importancia de la ideología.

La idea Juche dilucida que hay que mantener el principio de conceder primordial importancia a la ideología en la lucha revolucionaria y la labor de construcción.
El gran Dirigente Kim Jong Il dijo:
“Como quiera que el movimiento revolucionario es una actividad consciente, es preciso que en la lucha revolucionaria y la labor de construcción siempre se conceda primordial importancia a la ideología de los hombres.”


Atenerse principalmente a la ideología de los hombres en la revolución y la construcción significa resolver todo tipo de problema concediendo una importancia decisiva al factor ideológico y elevando el papel de la conciencia ideológica.
Conceder una importancia decisiva al factor ideológico significa prestar primordial atención en la ideología de las personas y madurar todas otras condiciones de la revolución y la construcción apoyándose en el factor ideológico.
Resolver todo tipo de problema elevando el papel de la conciencia ideológica significa resolver todos los problemas que se presentan en la revolución y la construcción no con el método técnico-práctico y administrativo sino con el método de movilizar la ideología de las personas.
Conceder importancia determinante al factor ideológico es un requisito legítimo del desarrollo del movimiento revolucionario que se avanza por las masas populares despertadas y preparadas ideológicamente.
El movimiento revolucionario se inicia por despertar a las personas ideológicamente y se triunfa por las fuerzas de las masas populares armadas con la ideología progresista. Para efectuar la revolución y la construcción de modo exitoso hay que tener principalmente en cuenta despertar a las masas populares ideológicamente.
Por supuesto, las condiciones objetivas como los medios materiales influye una gran función en el movimiento revolucionario. Sin embargo, estas condiciones objetivas son creadas y usadas por el hombre.
Las mismas condiciones materiales pueden madurar más tarde o más temprano según la conciencia ideológica de las personas. Por eso, en la lucha revolucionaria y la labor de la construcción se debe conceder primordial importancia al factor ideológico y, valiéndose de él, hacer madurar activamente las condiciones necesarias.
Conceder primordial importancia a la ideología es, además, el método natural de los revolucionarios.
La noble misión de los revolucionarios es luchar por la realización absoluta de la independencia de las masas populares. Los revolucionarios cumplen su noble misión y consiguen la victoria en la revolución al despertar a los hombres en lo ideológico y concientizarlos de manera que se alcen por sí solos en la contienda.
Por eso, movilizar activamente a los hombres en lo ideológico en cualquier trabajo se hace como el método natural de los revolucionarios.
Apoyándose en la elevada conciencia revolucionaria de las masas populares, será factible impulsar con dinamismo la lucha revolucionaria y la labor de la construcción, y apoximar el triunfo de la revolución, superando para ello cualesquier circunstancias desfavorables.