Revolución como defensa de la independencia.

El Presidente Kim Il Sung dijo:
“La revolución es, en esencia, la lucha organizada para realizar y defender la independencia de las masas populares.”
Vivir y desarrollar de manera independiente librándose de todo tipo de subyugación y sometimiento es el requerimiento esencial de las masas populares.
Las masas populares luchan para defender y realizar la independencia.
Aunque el tipo de la lucha revolucionaria de las masas populares es diverso y son diferentes las tareas y los métodos de la lucha en la etapa de desarrollo, su objetivo es defender y realizar la independencia librándose de toda clase de la subyugación nacional y clasista y del sometimiento de los rezagos de la sociedad antigua.

El movimiento revolucionario liquida los caducos y reaccionarios, sin embargo la liquidación y el derrocamiento no pueden ser el objetivo principal del movimiento revolucionario. La revolución es, en efecto, el amor y la confianza al pueblo. El objetivo principal del movimiento revolucionario es realizar la demanda y el deseo independientes de las masas populares partiendo del amor infinito a éstas.

La lucha para defender y realizar la independencia de las masas populares es la lucha que liquida lo caduco y crea lo nuevo.

Lo caduco es lo que impide la realización de la independencia de las masas populares y lo nuevo es lo que contribuye a su realización. Mientras se liquida lo caduco y se crea lo nuevo, se puede defender y realizar la independencia de las masas populares. En este sentido, la revolución es la lucha que liquida lo antiguo y crea lo nuevo, y la seria transformación social que se efectúa con el objetivo de la realización de la independencia.