Diciembre 109

En el Grupo de Estudio de la Idea Juche (GEIJ) de Madrid, hemos realizado un seminario virtual para tratar la obra de Su Excelencia el Comandante Supremo, Camarada Kim Jong Un, titulada “Anticipemos la victoria definitiva con una ofensiva ideológica revolucionaria”.

Escrita el 25 de febrero de 103 de la Era Juche (2014), consiste en un discurso pronunciado en la VIII Conferencia de Trabajadores Ideológicos del Partido del Trabajo de Corea (PTC).

Fue un momento muy significativo, pues se cumplían 40 años desde que el Gran Camarada, Su Excelencia Kim Jong Il, declaró como programa supremo del Partido la identificación de toda la sociedad con el Kimilsungismo.

El Estimado Mariscal tiene asimismo en su discurso un emotivo recuerdo hacia el Gran Líder, Su Excelencia Kim Il Sung, fundador y constructor del PTC. También rinde homenaje “al Gran Dirigente Kim Jong Il, su Eterno Secretario General, en reflejo de la unánime voluntad de todos los participantes en la Conferencia y los demás miembros del Partido.”

A continuación afirma su “sincero agradecimiento y saludo militante a todos los participantes en la Conferencia, a los trabajadores ideológicos del Partido y a los propagandistas de base en todos los rincones del país, quienes como voceros de la revolución y orientadores de la época trabajan con pasión y abnegación en los centros laborales y puestos del país.”

La labor ideológica ha sido siempre la mayor prioridad de la Revolución Coreana, y para ello siempre se ha movilizado la fuerza espiritual de las Masas Populares, un factor muy importante dentro de la definición de la Idea Juche.

Ahora, la identificación de la sociedad es con el Kimilsungismo-Kimjongilismo, como voluntad del Ejército Popular de Corea y del Pueblo bajo la dirección única del Partido. Se trata de transformar así todos los aspectos de la vida social.

Señalamos los siguientes párrafos que nos parecen fundamentales para entender esta obra y desarrollar sus conceptos en nuestra vida diaria:

“Es importante unificar ideológicamente al Partido y las filas de la revolución en estrecha combinación con la práctica.”

“Todas las ramas y unidades deberán hacer un análisis y un balance ideológicos de lo que han hecho o no para materializar el legado del Gran Líder Kim Il Sung y el General Kim Jong Il, la nueva línea del Partido sobre el Desarrollo Simultáneo y sus orientaciones para saber cuáles son sus causas, y emprenderán una gran campaña de propaganda y agitación, similar a la que se realiza en las trincheras en plena guerra, encaminada a aprender del espíritu de los militares, dispuestos a cumplir su tarea a riesgo de la vida.”

“Si revisamos la historia, podemos constatar que después de eliminada una banda hostil al Partido y a la revolución a raíz del V Pleno del Comité Central del Partido, la Guerra de Liberación de la Patria concluyó con una gran victoria a nuestro favor; al acabar con otra secta en agosto de 1956, se produjo el gran auge Chollima; y luego de desenmascarar y excluir a los revisionistas opuestos al Partido en el XV Pleno del IV CC del Partido, se logró un triunfo sorprendente para todos en el enfrentamiento al imperialismo estadounidense y en el avance de la industrialización socialista.”

“Toda la historia de nuestro socialismo se resume, por decirlo así, en el apoyo en nuestras propias fuerzas.”

“Se requiere una ofensiva de propaganda y agitación para que todos, conscientes de que les corresponde la tarea de introducir los últimos adelantos científicos en sus puestos y centros laborales, se esfuercen para convertir todo lo que tiene nuestra patria en riquezas socialistas que no existen en otras partes del mundo. Deben apoyar ideológicamente el empeño de abortar el intento de los imperialistas de monopolizar la tecnología punta y hacer nuestros los últimos logros científicos y técnicos.”

“La defensa del socialismo debe ser una ofensiva para frustrar en lo político e ideológico el intento de los imperialistas de detener nuestro avance y para barrer con la idea y cultura revolucionarias los elementos no socialistas y la ideología y cultura corruptas.”

“El pueblo trabajador rechaza por naturaleza la ideología y la cultura burguesas que predican el poder del oro y la ley de la selva.”

Este párrafo que viene a continuación nos parece imprescindible, pues demuestra que, incluso con las dificultades que existen a día de hoy, la Revolución es, por supuesto, totalmente posible:

“El espíritu de la “Bomba Yongil”, procedente de los bosques del monte Paektu, y el de la resistencia a muerte, procedente de Xiaowangquing y Chechangzi, no fueron creados en días ordinarios. Cuando nacieron la leyenda de Chollima, el milagro de la batalla de velocidad, el espíritu revolucionario de los militares y el de Kanggye, la situación no era más favorable que la de hoy.”

“Dicho metafóricamente, el trabajo ideológico cumple una función similar a la de la máquina que impide la acumulación de nieve en la pista del aeropuerto. No debemos realizarla con una pasión momentánea o de ceremonia sino de forma habitual y a cualquier hora y en cualquier lugar, para que las personas se nutran de las ideas del Partido tal como aspiran el aire. La lucha ideológica para eliminar extrañas corrientes ideológicas y modos de vida se debe llevar a cabo con intensidad y sin tregua. En este aspecto, se deberán evitar estrictamente los clichés y la repetición de una misma fórmula.”

“Ya hace muchos años el Gran Líder Kim Il Sung señaló que la labor con las personas debe variar para cada caso, como la madre utiliza diferentes métodos de educación para el hijo mayor y para el menor. Un trabajador ideológico que labore en un centro con diez mil empleados, debe saber lo que piensa cada uno de ellos, y tener diez mil recetas.”

“El Gran General Kim Jong Il dijo que una película o un artículo hace las veces de miles de toneladas de alimentos o decenas de miles de proyectiles de cañón. Por eso entre los combatientes revolucionarios apreció y amó más a los que se dedicaban a las actividades ideológicas, los condujo paso a paso y les dio gran estímulo.”

“Estoy firmemente convencido de que todos ustedes aquí presentes y los demás funcionarios de igual misión sean activistas políticos tipo Kim Il Sung y Kim Jong Il, llenen de entusiasmo a todo el país y armen a todo el Ejército con la conciencia revolucionaria, para así anticipar la victoria definitiva.

***************************************

La idea es el arma más poderosa, con ella la revolución existe y gracias a ella se propaga. Ya que gracias a una idea liberadora como el Juche se adquiere el carácter luchador y revolucionario que llevó al pueblo coreano a conseguir vencer a todos sus enemigos partiendo de la nada pero firmemente convencidos de lo que querían para ellos y como estaban dispuestos a conseguirlo.

Además, con la ideología por bandera y con el fuerte convencimiento en las propias fuerzas, el pueblo coreano ha podido librar mil y una batallas con diferentes enemigos, y gracias a esta preparación ideológica siempre ha conseguido vencerlos luchando contra ellos con todas las fuerzas posibles como bien quedo demostrado en la Ardua Marcha.

El hecho de identificar a toda la sociedad con el Kimilsungismo bajo la dirección ideológica del PTC lleva a una unidad de todas las masas, que hace que la fortaleza de las mismas esté dotada de un poder que emana de ellas mismas, y sea así imposible de derribar si la ideología se mantiene viva.

Igualmente es muy importante una unidad monolítica en la ideología y estar siempre vigilantes en esta unión para que no se resquebraje ni sea aprovechado por los enemigos de la revolución coreana.

Es muy importante que esta labor ideológica no sea solo plasmada en documentos, sino que se lleve cabalmente a la práctica, de otra manera se caería en un error de gran calibre.

Este error podría caer en alimentar sectores ideológicamente corruptos al servicio del imperialismo que intentarían actuar como quintacolumnistas.

Por eso es imprescindible estudiar con nuevos esfuerzos y desde una postura acorde con el tiempo actual todas las obras de Kim Il Sung y Kim Jong Il, para que sus legados sirvan como guía a las nuevas generaciones en el esfuerzo de construir una sociedad socialista justa para el hombre y las masas populares.

Hay que luchar no solo contra las posibles desviaciones de la ideología, sino también contra los posibles privilegios de aquellos que con falsas argumentaciones pretenden no seguir la correcta línea si no obviarla, ya que su comedido no es sino socavar la unidad y actuar como agentes contrarrevolucionarios.

Si se combina bien la teoría con la práctica entonces es posible hacer lo que pudiera parecer imposible. Esta correcta dirección es la que se sigue por ejemplo en la actual Batalla de los 80 días.

Históricamente, después de haber podido librar a la lucha ideológica de determinados miembros que desde dentro pretendían socavar esta lucha, ha servido de acicate para conseguir grandes logros.

También es muy importante a nivel ideológico la defensa a ultranza del socialismo como modelo opuesto al capitalismo; en el socialismo lo más importante radica en la felicidad, y en el desarrollo de una sociedad más justa y equitativa para todos.

Todos los ámbitos de la vida deben salir reforzados ideológicamente, y la ciencia y la agricultura deben formar parte de esa avanzada lucha por el socialismo.

Es imprescindible una comunión estrecha entre el Ejército y el Pueblo, en la cual ambos van unidos de forma monolítica por el bien de ambos como parte de las masas populares, para poder decidir como parte de ellas su propio destino.

El gran enemigo de la lucha ideológica es el derrotismo, y debe ser eliminado gracias al esfuerzo de todos en ser auténticos revolucionarios; para ello no hay que olvidar la formación ideológica en ningún momento y hay que saber llevarla a la práctica de forma correcta sin caer en desviaciones, siempre pensando únicamente en el beneficio de las Masas Populares.