Estudio del discurso de clausura en el VIII Congreso del Partido del Trabajo de Corea, pronunciado por el Máximo Dirigente, Su Excelencia Camarada KIM JONG UN.

Desde el Grupo de Estudio de la Idea Juche (GEIJ) de Madrid, aprovechamos esta ocasión para felicitar al Estimado Mariscal por su reciente elección como Secretario General del PTC. Desde aquí. enviamos nuestros mejores deseos para el Partido y para las Masas Coreanas. Estamos seguros de que esta elección garantiza y asegura aún más el desarrollo y el futuro de la Revolución.

Es importante reseñar que el trabajo del Congreso no es solo obra de unos pocos privilegiados, si no que el trabajo de todos y cada uno de los delegados es el que verdaderamente da importancia y sentido al Congreso y el que determina en realidad el camino a seguir.

Solo con una alta conciencia y con el interés real de trabajar por el pueblo el camino puede ser el correcto. Gracias al esfuerzo de todos, el trabajo por el pueblo coreano puede llevarse adelante. Este esfuerzo merecerá la pena porque se va a ver recompensado por  la esperanza que va a infundir al pueblo en sus propias fuerzas y le llevará a conseguir lo que se propone.

Solo con la unidad monolítica de Pueblo, Ejército y Partido se puede llegar al fin deseado, ya que de esta unidad nace la fuerza imparable que consigue sobreponerse a todos los problemas y afrontarlos con el rigor y la valentía necesarios para superarlos por el fin común.

Es importante haber analizado de forma correcta toda la situación tanto a nivel interno como externo, y de allí haber sacado las conclusiones correctas para que los problemas surgidos por las situaciones, muchas de ellas inesperadas, se subsanen y se tomen las medidas para que se eviten en el futuro.

Para un mejor futuro del pueblo coreano es imprescindible afrontar el Plan Quinquenal con toda la confianza y el entusiasmo, ya que aportará un desarrollo económico muy importante.

Es absolutamente imprescindible que todas las agrupaciones del partido hagan un trabajo de estudio y conciencia a su nivel para mostrar al pueblo de forma eficaz cómo se van a desarrollar las medidas adoptadas.

Hay que tener en cuenta que las pruebas enfrentadas  no son las únicas, seguro que en el futuro habrá más, pero con la unión de todo el Partido  y con la confianza y  la unidad de todos, dichas pruebas se verán superadas por el bien de las masas populares.