Mantenimiento de las viviendas.

En la RPDC se establece correctamente el sistema del mantenimiento de las viviendas y se realiza con responsabilidad, para así decorar bien las ciudades y las aldeas y asegurar suficientemente la comodidad de la vida del pueblo.

Los órganos del mantenimiento de las viviendas tienen la misión y el deber importante de mantener siempre la cultura higiénica en las viviendas y su alrededor manteniendo las viviendas de manera planificada, científica y técnica e incrementar la duración de las viviendas.

Los órganos del mantenimiento de las viviendas hacen correctamente la distribución del mantenimiento de las viviendas, colocan los administradores encargados por zona y protegen las viviendas del incendio y la catástrofe natural arreglando siempre las instalaciones para el aseguramiento de la seguridad de las viviendas como los matafuegos y las instalaciones de pararrayos.

En el caso de que los órganos, las empresas y las entidades correspondientes van a poner las instalaciones de propaganda y decoración encima de la vivienda o la pared, se debe acordarse con el órgano del mantenimiento de las viviendas. No esta permitido poner las instalaciones que pueden dañar a la seguridad de la vivienda y la vida del pueblo o que afectan a la decoración de la ciudad.

Los órganos del mantenimiento de las viviendas hacen la reparación de las viviendas según el curso de la reparación, la cual se divide en tres tipos según el proyecto de la reparación: grande, media y pequeña. Además, los órganos del mantenimiento de las viviendas, los órganos, las empresas y las entidades correspondientes hacen para que no haya ninguna incomodidad en la vida de la población realizando normalmente la reparación, el arreglo y la administración del acueducto y alcantarillado, calefacción, electricidad, comunicación,  radio, ascensor, etc.

Los órganos, las empresas, las entidades y los ciudadanos deben acordarse con el órgano del mantenimiento de las viviendas y recibir la permisión del órgano del control de la construcción en el caso de que quieren desalojar, ampliar, reconstruir, reedificar a otro lugar y extender la vivienda. Se debe recibir la permisión del órgano del mantenimiento de las viviendas en el caso del cambio de la estructura y del uso de la vivienda.

El ciudadano que utiliza la vivienda tiene que hacer normalmente la pequeña reparación de su vivienda y mantener un ambiente higiénico y cultural de la vida. Si encuentra que se ha destruido la base de la vivienda, la pared o la losa de entrepiso tiene grietas, hay goteo por  la lluvia y se han roto el acueducto y alcantarillado o el tubo de calefacción, debe avisar de inmediato a los órganos del mantenimiento de las viviendas, los órganos, las empresas y las entidades correspondientes. Y la unidad que recibió el aviso debe tomar medidas correspondientes a tiempo.

Los órganos estatales de la planificación, los órganos, las empresas y las entidades correspondientes suministran con responsabilidad el fondo, los materiales y los equipos que se necesitan para el mantenimiento y la reparación de las viviendas.