Reunión del GEIJ

El Grupo de Estudio de la Idea Juche (GEIJ) de Madrid se reunió telemáticamente el 18 de febrero para conmemorar el Día de la Estrella Luminosa, eterno aniversario del nacimiento del Camarada Dirigente, Su Excelencia Kim Jong Il.

La reunión duró poco más de una hora, y a ella asistimos cuatro camaradas.

Para esta ocasión tratamos dos textos.

En primer lugar, comentamos el Curso de Kimilsungismo-Kimjongilismo que se puede encontrar en la web de la Asociación Coreana de Ciencias Sociales. Recordamos desde aquí su dirección, puesto que recientemente se ha modernizado y actualizado con muchos contenidos, con lo que os animamos a visitarla:

http://kass.org.kp/index.php/

Hay que decir que desde el GEIJ hemos recopilado los textos del Curso y creado un solo archivo con ellos. De esta manera nos será más fácil su lectura y estudio.

Cada miembro trató un asunto determinado del Curso, explicando a los demás su contenido y sintetizando conclusiones. Así, hablamos de nociones de nacionalismo, internacionalismo, independencia, conciencia, creatividad y papel de las Masas Trabajadoras.

Son términos básicos de la Idea Juche, pero que siempre se pueden desarrollar y aplicar además a nuestras diferentes realidades socio-económicas, geográficas y culturales.

Por otro lado, tratamos el texto “El Existencialismo es un Humanismo”, el cual es una conferencia con debate posterior ofrecida por Jean-Paul Sartre en 1945.

De esta manera, siempre nos gusta atender a otras experiencias filosóficas y/o socialistas externas, que ofrecen o pueden ofrecer puntos en común y de inflexión que nos parecen interesantes (incluso curiosos) de estudiar, para así cotejarlos con la Idea Juche y enriquecer nuestra percepción personal y colectiva de esta rica ideología.

Del Existencialismo aplicado a esta conferencia nos quedamos (entre otros muchos) con los siguientes conceptos:

El ser humano primero existe y luego se define. Será más tarde como se haga a sí mismo. Es como se quiere, como se concibe tras la existencia. No hay naturaleza humana, porque no hay un dios para concebirla. Nosotros elegimos. Nada cambiará si Dios existe o no, puesto que el problema de Dios no es el de su existencia.

En este sentido, nos pareció oportuno extraer una idea de José María Cabodevilla, cuando decía que “el problema de la técnica no es técnico, así como el de la repoblación forestal no es un problema botánico: todo problema es un problema humano”.

Y ya para terminar, os dejamos con una reflexión extraída del Curso más arriba mencionado:

“El Kimilsungismo-Kimjongilismo es una filosofía futura, porque es de toda la humanidad”.