Primacía del Estado.

El estimado compañero Kim Jong Un dijo:
“A todos los militantes del Partido y otros trabajadores les compete acelerar a nuestra manera la construcción de la economía socialista, convencidos de la necesidad de dar primacía a nuestro Estado en cualquier situación y circunstancia, y escribir la istoria de la patria con su honrada sangre y sudor, con el deseo patriótico de habilitar con sus propias manos, magníficamente y para la envidia del mundo, nuestra inapreciable morada socialista que hemos defendido de generación en generación.” El estimado compañero Kim Jong Un señaló en el informe del Ⅷ Congreso del Partido lo siguiente: Durante el último lustro que le siguió al Ⅶ Congreso del Partido, este organizó una indoblegable lucha de ataque por convertir todos los obstáculos en grandes victorias. Lo más característico de estos triunfos consiste en que ha abierto una nueva época de desarrollo, la de dar primacía a nuestro Estado.

La época de dar primacía a nuestro Estado es la de autoestima y prosperidad nacida como resultado del hecho de que el Partido del Trabajo de Corea incrementara tenazmente las fuerzas internas para servir al pueblo con total entrega afrontando con osadía todos los desafíos y que librara una lucha tenaz por elevar la dignidad y posición del Estado.

Durante cinco años pasados después del Ⅶ Congreso del Partido, el PTC dirigió sabiamente la lucha del pueblo coreano por materializar exitosamente el principio de dar primacía a nuestro Estado y abrió una época de nuevo desarrollo que acelera vigorosamente el avance victorioso de la construcción de una potencia socialista.

El comienzo de la época de dar primacía a nuestro Estado convirtió la RPDC en un país digno del pueblo donde se materializan el ideal de iminwichon (considerar al pueblo como cielo) y las políticas populares más ventajosas, país de la unidad monolítica que realizó la identificación ideológica, país de milagro que ha edificado la economía nacional independiente y la capacidad de defensa nacional autóctona, país próspero con la firme herencia.

El hecho de que la RPDC, la cual perdió el brillo en el mapamundi hasta hace un siglo, hoy día, demuestra a todas partes la capacidad nacional general enalteciendo como país de la unidad monolítica, baluarte de autoconfianza, potencia militar invencible y país del pueblo donde se florece el ideal de iminwichon, es absolutamente el resultado exitoso de la dirección y abnegación energética del estimado compañero Kim Jong Un.