Sistema de salud pública con carácter popular

En la RPD de Corea el sistema de salud pública concede primacía a las masas populares.

El Estado protege la vida de la población y fomenta su salud a través del desarrollo y consolidación del sistema de tratamiento médico gratuito general, el zonal de médicos y el de medicina preventiva, así como el mejor suministro de materiales al sector de la salud pública.

La asistencia médica gratuita general entró en vigencia a partir de enero de 1953.

De ella se benefician todos por el igual los trabajadores, campesinos, militares, intelectuales y demás ciudadanos, sin distinción del sexo, edad, empleo, residencia, calidad y cantidad de trabajo realizado, etc. Corren a expensas del Estado tanto los gastos para diagnosis, análisis del laboratorio, hospitalización, operación quirúrgica, como para la rehabilitación en sanatorio y el costo de viajes para este sitio, chequeo médico, consulta, vacunación y otros servicios de carácter preventivo.

El sistema zonal de médicos es un sistema de atención a la población según el cual cada médico se encarga de una determinada región atendiéndose al principio de combinar orgánicamente las unidades productivas y de residencia, para cuidar periódicamente la salud de sus habitantes.

El Estado encauza ingentes esfuerzos a la prevención de enfermedades, los servicios higiénico-profilácticos, la prevención de la contaminación ambiental y la propaganda higiénica.

Y presta atención especial a la salud de las mujeres y los niños mediante el sistema de vacaciones antes y después del parto y otras medidas populares.

El Gobierno de la República procura que mejore aun más el servicio médico, las ciencias y técnica medicinales alcancen el nivel de punta, se fortalezca la base material-técnica en el sector sanitario, para que los habitantes disfruten de mayores beneficios socialistas en él.