Por la mejora del entorno laboral

El 16 de marzo, los empleados que trabajaban en los accesorios de Kia Motors en Corea del Sur se declararon en huelga de permanencia en su lugar de trabajo para exigir la mejora del entorno laboral y la suspensión de la represión de los sindicatos.

En rueda de prensa, manifestaron que han luchado por el derecho al trabajo durante catorce meses. Exigieron a la empresa que mejore el entorno laboral deficiente, suspenda la supresión de los sindicatos y asegure la actividad de los sindicatos.

Sin embargo, la empresa reprimió a los sindicatos formando un sindicato de la empresa adulador del lado de la dirección. El sindicato de la empresa no está del lado de los trabajadores, ellos actuarán hasta que la empresa cumpla con los sindicatos, subrayaron.