Contra la intervención de EU.UU. en asuntos internos.

Organizaciones civiles de diversos círculos celebraron una conferencia de prensa y lanzaron una campaña de propaganda contra la intervención de Estados Unidos en los asuntos de Corea del Sur y el aumento de la participación en los costos de defensa.

Corea del Sur no es un aliado de Estados Unidos: es una mera herramienta para la realización de la estrategia de dominación estadounidense. La paz y la prosperidad de la península de Corea vendrán cuando Corea del Sur rompa con Estados Unidos, subrayaron, y exigieron la abolición de la humillante alianza entre Corea del Sur y Estados Unidos.

Emitieron comentarios, declaraciones y cartas abiertas en diferentes partes de Corea del Sur y exhortaron al pueblo surcoreano a lanzar una acción enérgica para condenar la intervención de Estados Unidos en los asuntos internos y bloquear la ratificación de la Asamblea Nacional para compartir el costo de defensa y disolver así la alianza Corea del Sur – Estados Unidos.