En denuncia del servilismo a EE.UU.

Las autoridades surcoreanas están sumidas en una crisis debido a la política hostil de Washington hacia Corea del Norte. Es un grave error que no hayan progresado en la reparación de las relaciones intercoreanas, condenó el Comité del lado sur para la implementación de la Declaración Conjunta del 15 de junio.

La “alianza estrecha” y los frecuentes juegos militares conjuntos descarrilarían aún más los lazos intercoreanos, señaló.

La política estadounidense de hegemonía mundial es una barrera para la soberanía nacional y la paz de la península de Corea, subrayó en una resolución conjunta. Pidió a la gente que se mantuviera firme contra la presión injusta de Estados Unidos.

Si las autoridades surcoreanas renuncian al principio de independencia nacional y dependen de la fuerza extranjera, la relación intercoreana no tiene esperanzas de recuperación, dijeron organizaciones religiosas y laborales en Gwangju en una conferencia de prensa.