Rompiendo con la diplomacia sometida a EE.UU.

Las autoridades surcoreanas están preocupadas por la próxima reunión cumbre entre Corea del Sur y Estados Unidos, ya que se enfrentarán a la presión de Estados Unidos.

Estados Unidos presionaría a Corea del Sur para que se convirtiera en miembro del Quad en la reunión cumbre, y Corea del Sur no obtendría nada a través de la conferencia cumbre, los funcionarios diplomáticos involucrados están inquietos al respecto.

Las autoridades surcoreanas no tienen nada que discutir con Estados Unidos por el momento, y la administración estadounidense ha adoptado una actitud indiferente hacia el tema de las vacunas y otras discusiones.

Las autoridades surcoreanas no han logrado mantener su posición independiente sobre los asuntos de Corea del Norte y los asuntos exteriores, leyendo la cara de Estados Unidos. Eventualmente, están siendo arrinconados, comentaron los analistas políticos.

Las autoridades surcoreanas siempre obedecen a los EE. UU., y no pronuncian ni una palabra de protesta contra EE. UU. Solo generaría problemas complicados, acusaron los medios masivos de Corea del Sur.

La autoestima nacional es pisoteada por la diplomacia servil de las autoridades surcoreanas. Los surcoreanos de diversos círculos afirman enérgicamente que las autoridades surcoreanas deben romper con la política de dependencia de las fuerzas extranjeras para rechazar la presión y el trato frío de las fuerzas extranjeras y borrar la desgracia nacional.