Dependencia de otros durante cuatro años.

Surcoreanos de todos los ámbitos de la vida comentaron que la política de cuatro años de las autoridades surcoreanas hacia Corea del Norte terminó en un estancamiento, un fracaso y un revés.

Las autoridades surcoreanas desaprovecharon una oportunidad de oro de su política hacia Corea del Norte en los días del poder, leyendo la cara de Washington. No han avanzado, al final, las relaciones intercoreanas llegaron a una ruptura, acusaron las organizaciones pro unificación.

Las autoridades surcoreanas, sin un punto de vista fijo propio, cedieron bajo la presión de Estados Unidos que clamaba por una “cooperación entre Corea del Sur y Estados Unidos”. Estaban limitados por el Grupo de Trabajo Corea del Sur-Estados Unidos y no lograron reparar las relaciones intercoreanas, poniendo su vaga esperanza en Estados Unidos, criticaron.

Los expertos en Corea del Norte criticaron duramente a las autoridades surcoreanas de que la cooperación con Estados Unidos intensificó el enfrentamiento político y militar intercoreano.

Llevaron a cabo un ejercicio militar conjunto con los EE. UU., independientemente de las declaraciones intercoreanas que estipulan un cese completo de las hostilidades. Compraron muchas armas más recientes de fabricación estadounidense que los anteriores regímenes conservadores al destinar millones de dólares estadounidenses para gastos militares. Pone los lazos intercoreanos en el punto más bajo, analizaron.

Las autoridades surcoreanas no detuvieron la difusión de folletos por parte de los grupos desertores norcoreanos. Facilitaron la retirada de los lazos intercoreanos antes de 2018, señalaron.