Contra la introducción de materiales de construcción.

El 8 de junio, el Ministerio de Defensa Nacional y las tropas estadounidenses en Corea del Sur introdujeron materiales de construcción para la base THAAD en Seongju, al norte de la provincia de Gyeongsang.

Los residentes de Soseong-ri y más de ochenta miembros de la organización civil contra el THAAD afirmaron que el despliegue del THAAD genera peligro de guerra en la península de Corea y realizaron una sentada en la carretera frente al ayuntamiento.

Instaron enérgicamente a la fuerza estadounidense y a las autoridades militares de Corea del Sur a retirar inmediatamente el THAAD, gritando consignas como «que se vaya el THAAD, que venga la paz», «Detener la construcción de la base» y «Retirar el THAAD».