“Madre virgen”

Las personas de otros países habrían oído tal vez sobre las madres excelentes. Pero, no habrían oído el hecho sobre la “madre virgen” de Corea.
En Corea hay una mujer que es llamada como “madre virgen”, sobre la cual las personas del mundo nunca habían oído y visto.  Ella se llama Jang Jong Hwa, obrera en la empresa de servicio gastronómico social del distrito de Chollima de la ciudad de Nampho.

Ella, cuando tenía 20 años, decidió criar por sí misma 7 niños que no tienen padres y cuidan de sus vidas. Es muy joven para desempeñar el papel como madre que cuida de 7 niños.

Por eso, a mediados de mayo de 2015, el estimado compañero Kim Jong Un se encontró con ella antes de tomar fotografías conmemorativas con los participantes de la Segunda Conferencia Nacional de los Vanguardistas Juveniles de Acciones Bellas y evaluó altamente su acto y dijo calurosamente que la palabra “madre virgen” solo se puede crear en la RPDC y que no se puede imaginar en tal acción bella en otros países.

Y presentó aquella muchacha ordinaria de Kangson ante la época y el primer puesto de los vanguardistas juveniles de virtud como espejo de acciones bellas al cual los jóvenes coreanos deben aprender.

En la República se evaluó altamente su acto hermoso y le otorgó el Premio de Honor Juvenil Kim Jong Il, premio superior de los jóvenes coreanos.  Guardando en lo profundo aquel honor, ella dedica todo el amor y afecto para criar 7 niños como verdaderos gruesos del país.

Ella, poseedora de virtud que se puede encontrar entre los jóvenes coreanos educados y formados en el seno del gran Partido del Trabajo de Corea y el régimen socialista más ventajoso del mundo, es una flor hermosa florecida por la gloriosa época de Kim Jong Un en el gran jardín de amor al hombre y el futuro.