Más rápido que preparar la comida.

El año 2020 fue un año de múltiples dificultades y retos sin precedentes para la RPDC. Por una parte, dio esfuerzo a la labor profiláctica para impedir el contagio del virus letal y, por la otra, tuvo que concentrar fuerzas para eliminar los daños de tres tifones diferentes.

Aunque hubo muchas cosas que se necesitaban y muchas dificultades, se desplegó de inmediato la batalla para estabilizar la vida de los habitantes de las zonas dañadas y ofrecerles las viviendas en todas partes del país, tales como la provincia de Kangwon y la provincia de Hamgyong del Sur y Hamgyong del Norte.

Los soldados del Ejército Popular fueron enviados a las zonas dañadas y levantaron las viviendas para los habitantes con una velocidad rápida en medio de las pruebas y dificultades. Los habitantes de las zonas dañadas estuvieron tan alegres diciendo que se levantaban las viviendas más rápido que la preparación de la comida y que aquellas no se destruirían aunque se cayera el cielo.

Gracias a la lucha sin tregua día y noche de los soldados del EP, los habitantes de las zonas dañadas de todas partes del país, incluso la comuna de Taechong del distrito de Unpha de la provincia de Hwanghae del Norte, la zona de Komdok de la provincia de Hamgyong del Sur, la comuna de Kangbuk del distrito de Kumchon de la provincia de Hwanghae del Norte, el distrito de Kimhwa y Cholwon de la provincia de Kangwon, pusieron sus hogares en las nuevas viviendas para unos miles hogares al cabo de unos diez días.

Fue precisamente el estimado compañero Kim Jong Un, quien estimuló y dirigió los soldados del EP para que levantaran las viviendas más rápido que la preparación de la comida antes de que viniera el frío para ofrecerles un hogar cómodo.