En recuerdo del Presidente Eterno KIM IL SUNG.

Se cumplen 27 años del fallecimiento del Presidente Eterno Kim Il Sung. Su importancia y su recuerdo crecen día a día.KIM IL SUNG

Para recordarlo, publicamos un par de artículos escritos por el Frente Democrático Nacional Antiimperialista.

Firma brillante de un gran hombre.

Han pasado veintisiete años desde que el Presidente Kim Il Sung dejó su última firma en un documento relacionado con la reunificación nacional.

Saludando el día, los combatientes de vanguardia del FDNA y el pueblo patriótico de Corea del Sur claman por la inmortalidad del Presidente Kim Il Sung, quien dedicó sus infatigables esfuerzos a la reunificación nacional independiente y la felicidad del pueblo coreano a lo largo de su vida, y le ofrecen homenaje.

Su firma histórica, “Kim Il Sung, 7 de julio de 1994″, refleja su noble patriotismo, deseo de toda la vida, devoción ilimitada y logros imperecederos.

Desde el mismo día de la división nacional provocada por las fuerzas extranjeras, había dedicado su tiempo y energía a entregar un país reunificado a la nación coreana hasta el último momento de su vida. Fue el padre benévolo de la nación y la estrella polar de la reunificación nacional, que llevó la causa de la reunificación nacional a la victoria con su destacado liderazgo.

Avanzó la idea de la independencia nacional y la gran unidad de la nación, la encarnación de los tres principios de la reunificación nacional, el programa de diez puntos para la gran unidad de toda la nación y la propuesta de fundar una República Federal Democrática de Koryo, para cumplir con la intención y deseo de la nación coreana. Sus ideas y propuestas impulsaron el movimiento de la nación coreana para la reunificación en cualquier adversidad.

Él, siempre que se puso un obstáculo serio en el camino de la reunificación del país debido a los movimientos obstructores de las fuerzas separatistas en el país y en el extranjero, estableció la fórmula de reunificación más justa y franca aceptable para todos. Sus fórmulas dieron golpes de maza a las fuerzas hostiles, infundieron en todos los coreanos la confianza en la reunificación nacional e inspiraron la lucha del pueblo surcoreano por la independencia, la democracia y la reunificación.

Su firma fue concisa. Refleja su dedicación de toda la vida a la causa de la reunificación nacional, la idea y los logros. Como tesoro eterno de la nación coreana, da un poderoso estímulo al impulso nacional por la reunificación.

El monumento inscrito con la firma de Kim Il Sung en Panmunjeom durará mucho tiempo, junto con las hazañas eternas del Presidente Kim Il Sung.

El Sol del Juche brillando con hazañas inmortales.

Han pasado veintisiete años desde que falleció el Presidente Kim Il Sung.

Ese día, la nación coreana y la humanidad progresista mundial recuerdan los imperecederos logros del presidente con un intenso anhelo por él.

Su vida de más de 80 años está adornada con la de la gran persona que lideró el siglo XX como el siglo victorioso de la causa antiimperialista de la independencia y la causa socialista con su destacada ideología, liderazgo único y alta personalidad.

Él, que se embarcó en el camino de la revolución en su adolescencia, dilucidó la verdad del Juche de que la independencia es el sustento de una nación, y se debe hacer la revolución de manera independiente y creativa con la propia fe. Despertó a la nación coreana a una guerra contra Japón para recuperar el país de los imperialistas japoneses.

Lideró la Guerra de Liberación de la Patria hacia la victoria contra las fuerzas aliadas del imperialismo estallada en la década de 1950, defendiendo así con honor la soberanía y la dignidad de la nación.

La RPDC se convirtió en una potencia socialista que es independiente en política, autosuficiente en la economía y autosuficiente en defensa, envidiada por los pueblos del mundo, en las ruinas de la guerra. Es atribuible al liderazgo juicioso del Presidente.

Él, estableciendo la reunificación nacional como la tarea nacional suprema, presentó propuestas de reunificación justas y francas, como los tres principios de la reunificación nacional, el programa de diez puntos para la gran unidad de toda la nación y la propuesta para la fundación de una República Federal Democrática de Koryo. Con su enérgica especulación y búsqueda de inspirar a la nación coreana al movimiento por la reunificación independiente.

Indicó el camino a seguir por la humanidad progresista y brindó un cálido amor a personajes de diferentes países.

El Presidente Kim Il Sung es el líder más destacado, el padre benevolente de la nación y el gran hombre de la humanidad que hizo de manera brillante la historia de la Corea moderna contando sus años como Juche.

Su noble causa fue impulsada por la sabia y enérgica guía del Dirigente Kim Jong Il. Ahora lo lleva a cabo el liderazgo del Respetado Camarada Kim Jong Un.

Liderada por el Respetado Camarada Kim Jong Un, la RPDC demostrará el prestigio de Kim Il Sung y la Corea de Kim Jong Il, y logrará la victoria final de la causa de la Revolución Juche, pionera en el monte Paektu.