Mensaje de KIM JONG UN a la Academia de Ciencias Sociales (I)

Conmemorando el 60º aniversario de su fundación el 1 de diciembre de 2012 (Juche 101).

Han transcurrido seis decenios desde que el gran Líder Kim Il Sung fundó la Academia de Ciencias Sociales, previendo que en un futuro saldrían victoriosos de la enconada Guerra de Liberación de la Patria.

    En ese transcurso, la Academia ha dado enorgullecedores pasos de avance, al igual que el desarrollo victorioso de la causa revolucionaria del Juche, bajo la atinada dirección y cálido amor del gran Líder Kim Il Sung y el gran Dirigente Kim Jong Il.

    En todo el proceso de la revolución coreana que ambos Líderes condujeron al triunfo bajo la bandera de la idea Juche, ellos concedieron importancia a las ciencias sociales y prestaron profunda atención a su desarrollo, convirtiéndolas en ciencias revolucionarias y autóctonas que contribuyen realmente al cumplimiento de la causa de las masas populares por la independencia.

    Kim Il Sung es un veterano de las ciencias sociales de la era de la independencia quien, con una extraordinaria clarividencia y destacada orientación, allanó un nuevo camino de su desarrollo y les imprimió un carácter autóctono y revolucionario.

    Al crear la imperecedera idea Juche y darles origen a las ciencias sociales jucheanas, aclaró su misión y tarea en nuestra época y guió acertadamente su materialización.

    Gracias a su dirección, las nuestras emprendieron un nuevo desarrollo autóctono, ajeno a todos los esquemas convencionales, y todas sus ramas, incluyendo la filosofía, la economía, la lingüística y la historia, han progresado de forma autóctona aportando a la lucha revolucionaria y a la labor de construcción a favor de la independencia de las masas populares, y han alcanzado altos niveles de desarrollo como ciencias humanas.

    Poseedor de una gran perspicacia y don de las ciencias, Kim Jong Il enriqueció en todos sus aspectos la idea Juche, la Songun, creada por su predecesor, mediante enérgicas actividades ideológicas y teóricas, logrando hacerla relucir como perfecta directriz de la era de la independencia y colocar en la posición más alta diversas manifestaciones de las ciencias sociales como la filosofía, el arte y la literatura jucheanos. En virtud de su atinada orientación, nuestras ciencias sociales han podido preservar la pureza de las ideas y teorías de nuestro Partido, rechazando resueltamente las reaccionarias de la burguesía, las teorías antisocialistas en todas sus formas y las maniobras de los renegados de la revolución, y enriquecerse ininterrumpidamente como las más revolucionarias y autóctonas. De hecho, Kim Jong Il es un ideólogo y teórico genial y titán de las ciencias sociales que hizo una contribución perdurable a la causa de la independencia de los pueblos y al desarrollo de las ciencias sociales de la época de la independencia.

    El gran Líder y el gran General formaron como revolucionarios a todos los investigadores de las ciencias sociales, teniéndolos en sus cálidos regazos, y los condujeron paso a paso para que respondieran a la confianza y expectación del Partido con resonantes éxitos en la investigación científica. Gracias a la gran muestra de confianza y amor de aquellas eminentes figuras, tanto los intelectuales viejos que han tenido una vida llena de vicisitudes como los de la joven generación que se han formado en el actual sistema social se han dedicado con dignidad al estudio científico y han hecho prevalecer su preciosa vida como soldados y discípulos de los Líderes. Estos son para todos ellos grandes maestros y padres afectuosos.