Mensaje de KIM JONG UN a la Academia de Ciencias Sociales (V)

Asume la importante misión de defender en lo científico y teórico al Partido con relevantes éxitos de la investigación, ayudar al Partido y el Estado en la elaboración de la política y orientar e impulsar el desarrollo de las ciencias sociales del país en su conjunto. Solamente cuando desempeñe impecablemente su papel de firme defensor de la política del Partido y ayudante fiel y excelente consejero del Partido, se puede afirmar que cumple su responsabilidad y deber como importante órgano ideológico y teórico.

Ante todo, le toca disertar, comprobar y difundir ampliamente la veracidad, originalidad, justeza y gran vitalidad del kimilsungismo-kimjongilismo.

Le atañe profundizar en el estudio de la idea Juche y de teorías revolucionarias y métodos de dirección humanocéntricos expuestos por ella y escribir muchos trabajos que explican y divulgan el kimilsungismo-kimjongilismo. Le corresponde dilucidar con principios y razonamientos la grandeza y vitalidad de la idea y política del Songun de nuestro Partido, en el marco del kimilsungismo-kimjongilismo.

Otra tarea suya es esforzarse para sistematizar y teorizar científicamente, como un legado a la posteridad, los grandes éxitos y valiosas experiencias adquiridas por el Partido y pueblo en la lucha revolucionaria y la labor de construcción.

Durante muchos años de la dirección del proceso revolucionario y constructivo bajo la bandera del Juche, el gran Líder y el gran General recorrieron un camino revolucionario de la independencia, un camino original del Songun y un camino del socialismo que no fue transitado por nadie. En ese proceso realizaron inmortales proezas y adquirieron valiosas experiencias que resplandecerán para siempre en la historia. Formular esas proezas y experiencias para luego entregarlas a la posteridad es una tarea importante de los estudiosos de las ciencias sociales de la actualidad.

A la Academia de Ciencias Sociales le incumbe cumplir su responsabilidad al sistematizar científica y teóricamente, disertar y divulgar la inmortal historia y hazañas de los grandes hombres del monte Paektu, patrimonio perpetuo del Partido y la revolución y eterna piedra angular para la construcción de un Estado poderoso y próspero, de manera que la historia de los Líderes prosiga siglo tras siglo.

También le corresponde generalizar en lo científico y teórico los éxitos y las experiencias obtenidos por nuestro Partido, ejército y pueblo en el incesante avance del proceso revolucionario y constructivo frente a disímiles desafíos del imperialismo y la reacción, así como el espíritu de la época exhibido por militares, civiles y cuadros y sus experiencias de lucha, de modo que sea un capital inestimable para la prosperidad de la nación.

Además, asume la importante tarea de seguir desarrollando todas las ramas de las ciencias sociales y estudiar y resolver los problemas que se plantean en la edificación de un Estado socialista poderoso y próspero, para que ello tenga efectos en la realidad.

En las esferas de la filosofía y las ciencias socio-políticas realizarán con metodología la labor político-ideológica en atención a la exigencia de la realidad, con vista a solucionar correctamente el problema de poner de manifiesto el potencial espiritual y la creatividad de las personas y otros que se plantean para defender nuestro socialismo centrado en las masas populares y consolidar por todos los medios el terreno político-ideológico de nuestra revolución.

En la esfera de la economía resolverán con intrepidez los problemas teórico-prácticos que se presentan en la construcción de la potencia económica, entre otros el de investigar y perfeccionar a nuestra manera el método de administración de la economía socialista y el de extender y aprovechar al máximo los recursos del saber de la nación, con arreglo a la exigencia de la era de la economía del conocimiento. De esta manera lograrán que nuestra ciencia económica contribuya al fomento de la economía nacional y la mejoría de la vida poblacional.