Mensaje de KIM JONG UN a la Academia de Ciencias Sociales (VIII)

Seguirá mejorando el contenido de la enseñanza y el método didáctico en el referido instituto, teniendo en cuenta sus características como centro docente perteneciente a la Academia, para que sus graduados sean altamente competentes como para protagonizar con seguridad el futuro desarrollo de las ciencias sociales del país. El instituto, a su vez, debe formar a los estudiantes como especialistas con buena preparación política y profesional capaces de servir realmente para la revolución y no como meros teóricos que se encierren en el despacho. La Universidad Kim Il Sung y otros centros de educación superior deben formar a gran número de competentes especialistas en ciencias sociales y destinarán a sus excelentes graduados a la Academia de Ciencias Sociales.

Se reforzará la dirección del Partido sobre esta, en tanto que el Estado y la sociedad le prestarán profunda atención.

Las organizaciones del Partido y los departamentos de su Comité Central ofrecerán una asistencia política más eficiente y más activa a las labores de la investigación, de manera que se materialicen cabalmente los legados del gran Líder y el gran General y se ejecute al pie de la letra la orientación del Partido para el sector de las ciencias sociales. Transmitirán a tiempo los documentos del Partido y las resoluciones y directivas de este y el Estado a los dirigentes e investigadores del sector, de modo que ellos, conscientes de los pensamientos y propósito del Partido, los apliquen en sus actividades. Asimismo prestarán profunda atención al suministro de materiales necesarios para la investigación.

La organización del Partido en la Academia de Ciencias Sociales organizará y dirigirá la vida interna de los militantes en atención a sus peculiaridades como colectivo de intelectuales. Se concentrará en la educación política e ideológica de los científicos, para que con un gran orgullo, entusiasmo y espíritu emprendedor dediquen toda su energía y talento a la investigación científica. El personal de la Academia estará integrado por científicos viejos y jóvenes en una proporción racional, para asegurar la continuidad de la investigación científica.

La sociedad prestará mayor interés a las ciencias sociales, respetará a sus investigadores y los ayudará en su trabajo.

Al insistir en la importancia de las ciencias, nuestro Partido exige que concedan importancia no sólo a las ciencias naturales sino también a las sociales. Los especialistas en ciencias sociales son joyas del país, pues crean bienes ideológicos y espirituales, los más importantes y valiosos de la riqueza social. Para transformar toda la sociedad según el kimilsungismo-kimjongilismo es imprescindible desarrollar con preferencia las ciencias sociales y elevar la función de quienes las estudian.

Las organizaciones del Partido, las instituciones estatales y los dirigentes deben tener un correcto concepto y comprensión de las ciencias sociales y prestar profunda atención a su desarrollo. El Estado debe tratar con respeto y preferencia a los profesionales de ese sector y crear óptimas condiciones material y técnica para su investigación científica. Asimismo, les asegurará buenas condiciones de trabajo y vida, de manera que puedan consagrarse en cuerpo y alma a la investigación científica que es su principal tarea revolucionaria.

Nuestro Partido deposita una gran confianza en la Academia de Ciencias Sociales y en sus especialistas.

Conscientes de esto, los funcionarios y profesionales de la Academia y demás especialistas en ciencias sociales deben lograr avances decisivos en la investigación científica y así contribuir sustancialmente a la identificación de toda la sociedad con el kimilsungismo-kimjongilismo.