La creación de la idea Juche

El Presidente Kim Il Sung ha creado la idea Juche, nueva idea revolucionaria que refleja la demanda de la nueva época, época independiente de la historia.
La idea revolucionaria que ilumina la revolución se crea reflejando la demanda de la época histórica correspondiente.

La era jucheana es una época nueva de la historia que se distingue principalmente de toda la época histórica precedente. La característica principal de la época jucheana que se distingue de toda la época histórica precedente es que, es una nueva época de la historia en la que las masas populares, quienes fueron sometidas a la opresión y la humillación, explotan su destino de modo independiente y creativo al aparecer como dueños del mundo.

La era jucheana requería nueva idea filosófica centrada en el hombre que daba la opinión y el punto de vista a las masas populares de que eran los dueños del mundo y de su destino, nueva teoría revolucionaria centrada en las masas populares que iluminaba el camino por realizar completamente la independencia de las masas populares y el método revolucionario de dirección que hacía a las masas populares jugar su deber y papel como dueños de la revolución y la construcción.

La creación de nueva idea revolucionaria, idea rectora fue presentada como una exigencia más urgente en la práctica de la revolución coreana. En la revolución coreana se presentó especialmente importante el asunto de explotar el camino de la revolución de las masas populares de modo independiente y creativo debido a la especialidad del desarrollo de la historia y la dificultad y la complejidad de la revolución.

El gran Líder analizó e hizo debate sobre la situación del movimiento de la emancipación nacional de Corea de aquel tiempo comparando con el desarrollo del movimiento revolucionario de nueva época.

El defecto esencial del movimiento de la emancipación nacional de Corea de aquel tiempo fue que, unos miembros de la capa superior no movilizaron las masas al movimiento revolucionario pronunciando palabras huecas e intentaron realizar la revolución apoyándose en la fuerza ajena recurriendo al servilismo a las grandes potencias y al dogmatismo.

El gran Líder sacó una lección severa en el movimiento de la emancipación nacional de Corea y dos verdades que constituían el punto de partida de la idea Juche en el proceso de la explotación de nuevo camino de la revolución coreana, diferente con el de los nacionalistas inveterados, seudomarxistas, servidores de las grandes potencias y los dogmáticos.

Una de las verdades descubierta por el gran Líder es que el dueño de la revolución son las masas populares y solo se puede triunfar en la revolución entrando entre las masas populares y educando y movilizando ellas.

Otra verdad descubierta por el gran Líder es que la revolución ha de ser realizada por su convicción y por sí mismo y hay que resolver todos los problemas presentados en la revolución de modo independiente y creativo.

El gran Líder, basándose en el descubrimiento de dos verdades que constituían el punto de partida de la idea Juche, dilucidó los principios de ella y el lineamiento jucheano de la revolución coreana en la Conferencia de Cuadros Dirigentes de la Unión de la Juventud Comunista y de la Unión de la Juventud Antiimperialista, celebrada en Kalun en junio de 1930.

Se trataba de un acontecimiento histórico en que se proclamaba la creación de la idea Juche, nueva idea rectora de la revolución de la época independiente.