Contra la introducción de materiales para el THAAD.

Las autoridades militares surcoreanas y las fuerzas estadounidenses en Corea del Sur introdujeron materiales para la base THAAD en Seongju, provincia de Gyeongsang del Norte.

Los residentes de Soseong-ri y las organizaciones civiles contra el THAAD bloquearon la entrada de los vehículos a la base del THAAD realizando una sentada desde la mañana. La policía trató de dispersar a la gente y la gente organizó una sentada, cogidos del brazo, sosteniendo pancartas con lemas como “Fuera el THAAD, venga la paz” y “Paz en Soseong-ri”.

Los participantes denunciaron enérgicamente que las autoridades militares surcoreanas y las fuerzas estadounidenses en Corea del Sur actuaban en contra de la voluntad del pueblo, gritando las consignas “Retirar THAAD” y “Detener la construcción de la base”.