En condena del desarrollo de armamento.

Últimamente, el pueblo surcoreano de todos los ámbitos de la vida condena a las autoridades que se han ceñido al desarrollo de armamento, arrojando por la borda los acuerdos intercoreanos.

Las autoridades surcoreanas han aumentado el gasto militar al máximo después de 2008 y han introducido todo tipo de armamento de última generación. Las declaraciones sur-norte se redujeron a un trozo de papel debido a la continua acumulación de armas, la introducción de las últimas armas de guerra y los ejercicios de guerra contra Corea del Norte. Como resultado, incluso la reanudación del diálogo norte-sur se ha vuelto inútil, describieron los medios de comunicación y los expertos.

La publicación de armas de nuevo tipo por parte de las autoridades surcoreanas ofreció a Corea del Norte la oportunidad de reforzar su programa de misiles. Fomentaría la carrera armamentista en la península de Corea, dijeron algunos políticos surcoreanos.

Las organizaciones civiles, incluida la sede sur de la Alianza Pan-Nacional para la Reunificación de Corea, censuraron con vehemencia a las actuales autoridades surcoreanas empeñadas en ejercicios de guerra contra los mismos hermanos, la acumulación militar y el desarrollo de armas. Expresan su opinión sobre la alianza entre Corea del Sur y Estados Unidos, lo que lleva la relación intercoreana a un punto muerto total.