Fragancia primaveral del 8 de marzo

“Pomhyanggui” (fragancia primaveral) no es el simple aroma natural de la primavera sino la fragancia del gran amor de Kim Jong Il que quiere presentar elegantes a todos los coreanos, especialmente las coreanas como beldades envidiadas por todo el mundo.    He aquí un hecho emocionante que se transmite con “Pomhyanggui”.

El 8 de marzo de 2008, Kim Jong Il dispensó el afecto ardiente de ofrecer a las coreanas una función artística para felicitar el Día Internacional de la Mujer y de presenciarla junto con las diputadas a la Asamblea Popular Suprema, las funcionarias responsables de la Unión de la Mujer Democrática, las escritoras, las periodistas, las locutoras, las escritoras y las artistas de la capital Pyongyang.

Ellas no pudieron contener la emoción que les invadía por presenciar la función artística junto con Kim Jong Il.

Sin embargo, no sabían qué amor les esperaba además de esa felicidad.

Cuando terminó la función, un funcionario anunció que el Dirigente les regaló los cosméticos “Pomhyanggui” a todas las espectadoras y las actrices en felicitación del Día Internacional de la Mujer.

Al momento, todas no contenían la emoción.

Se les corrieron lágrimas por las mejillas al recibir regalos afectuosos luego de pasar un momento feliz presenciando la función junto con el Dirigente.

El Dirigente les dispensó el afecto que nadie pensaba, diciendo que regalaba no solo a las mujeres sino también a los actores y espectadores para sus esposas.

Viendo a las mujeres emocionadas los funcionarios recordaron el hecho emocionante respecto a los cosméticos “Pomhyanggui”.

Era la noche avanzada de un día en vísperas del Día Internacional de la Mujer. Kim Jong Il llamó por teléfono a un funcionario responsable de la Provincia de Phyongan del Norte, diciendo que averiguara cuántos cosméticos “Pomhyanggui” más podían producir y aludió la cantidad necesaria para el Día Internacional de la Mujer. Se le hizo un nudo en la garganta por el cariño profundo que prestaba a las coreanas pese a que estaba muy atareado.

Al día siguiente Kim Jong Il llamó por teléfono varias veces al funcionario responsable de la Provincia, diciendo que enviaría el tren para transportar los cosméticos “Pomhyanggui” producidos en la Fábrica de Cosméticos de Sinuiju.

Gracias a las atenciones cariñosas de Kim Jong Il se clasificó un “tren especial” para transportar los cosméticos, lo cual es una historia inaudita.

Kim Jong Il se preocupaba por la vida del pueblo desde la madrugada y dijo con alegría que iría a verlo en cuanto llegase el tren.

Es la historia que no había. ¡Cuán ardiente es el amor!

Precisamente “Pomhyanggui” lleva el afecto ferviente del Dirigente.

Las gentes no estarían al tanto de que Kim Jong Il dirigió sobre el terreno la Fábrica de Cosméticos de Sinuiju en el período de la marcha forzada.

Guardaba en lo hondo de su corazón las enseñanzas del Presidente Kim Il Sung: Me duele mucho el corazón si pienso en las guerrilleras que se dedicaron a la revolución considerando el maquillaje como una vergüenza, porque ellas llevaron la vida con las caras manchadas por el tizne y el polvo de ceniza sin maquillarse ni una vez durante el período de la Lucha Armada Antijaponesa.

Por eso, enseñó las vías para mejorar su cualidad y variedad y fijó el solar para la construcción moderna de la Fábrica. Cuando regresaba a la Patria después de visitar al extranjero, primero visitó la Fábrica de Cosméticos de Sinuiju y denominó su marca como “Pomhyanggui”.

De veras, “Pomhyanggui” lleno de la atención profunda de Kim Jong Il que se dedica a presentar a las coreanas como mujeres más bellas del mundo es la epopeya del amor que se transmitirá eternamente en la época del Songun.