Cada país a su manera.

En junio de 1992, el Presidente Kim Il Sung se encontró con el presidente del Partido del Trabajo de los Comunistas de Suecia que había visitado la RPDC.
El presidente le pidió que diera indicaciones sobre los métodos prácticos por la revitalización del movimiento socialista en la escala mundial.

El gran Líder le dijo lo siguiente: A la luz de las históricas lecciones del movimiento socialista, en la lucha por el socialismo es muy importante mantener con firmeza la independencia. El partido de cada país debe avanzar con convicción por el camino del socialismo, enarbolando la bandera de la independencia, de acuerdo con las demandas de esta época. La historia de casi 50 años de nuestro Partido demuestra que, si se mantiene la independencia en las actividades del partido, es posible obtener brillantes éxitos en la construcción del socialismo.

La situación es diferente en cada país. Por eso, no existe ni puede existir una receta que se ajuste a todas las situaciones. Opinamos que el partido de cada país debe realizar a su manera la revolución y la construcción, desde una posición independiente. Corea tiene que hacerlo a su manera y lo mismo pasa con Suecia.

¡Corea tiene que hacerlo a su manera y lo mismo pasa con Suecia!