Obra del Dirigente KIM JONG IL «El socialismo es ciencia»

 La obra maestra del Dirigente Kim Jong Il «El socialismo es ciencia«, publicada el primero de noviembre del 1994 (Juche 83), tiene un inmenso valor porque aclara el carácter científico y la veracidad del socialismo.

A principios de la década de 1990 cuando las fuerzas hostiles hablaban a bombo y platillo del «fin del socialismo» en alusión al derrumbe del socialismo en la URSS y Europa oriental, el líder predecesor argumentó que el socialismo al estilo coreano, basado en la idea Juche, es el más científico y vital. También dio respuestas globales a los problemas teóricos y prácticos presentados en llevar a feliz término la causa socialista.

Enseñó la verdad de que el socialismo centrado en las masas populares es el más científico, ventajoso y poderoso.

En la historia de la humanidad hubo muchos criterios progresistas sobre las masas populares y algunas teorías socialistas sobre la emancipación del hombre.

Pero, no ha existido un ideal político como el concepto y la filosofía del Juche sobre el pueblo que presentan a este como ente más valioso y poderoso del mundo y toman como su fundamento el servicio abnegado a él.

Por haber materializado ese concepto y filosofía, el socialismo coreano se ha consolidado y desarrollado como la sociedad humano-céntrica más científica y revolucionaria manifestando plenamente su superioridad y vitalidad.

En la sociedad socialista de Corea se concede prioridad a los intereses y comodidad del pueblo en la elaboración y ejecución de todas las políticas del Estado y se utilizan todos los bienes sociales para el fomento del bienestar de la población que disfruta nueva civilización socialista.

Por esta razón, los coreanos apoyan y confían absolutamente el socialismo al estilo coreano y lo defienden a riesgo de la vida.