Unidad monolítica, tradición nacional de la RPDC

Hay un dicho coreano que dice: la fuerza y el alma unidas prevalecen sobre el cielo. Esto significa que la unidad es lo más importante y si se logra esta, no hay nada irrealizable en el mundo.

La RPDC es un país donde el dirigente y el pueblo están firmemente unidos con un mismo propósito y voluntad. En su base yacen el ferviente amor e inagotable abnegación del Secretario General Kim Jong Un para el pueblo.

Él ama más que a nadie al pueblo y le prodiga el afecto paternal.

En septiembre de 2012 (Juche 101), visitó a las familias de trabajadores recién mudadas a las nuevas viviendas construidas en el Reparto Changjon de Pyongyang, ocasiones en que compartió la alegría con ellos haciendo brindis y fotografiándose juntos. Pasó también por la casa de los cónyuges que trabajan en la Almáciga de la Provincia de Kangwon tras haberse desmovilizado en el ejército, y cuando se encontró con las trillizas que se ofrecieron voluntariamente para trabajar en la ciudad de Samjiyon, se interesó por sus condiciones de vida charlando con ellas.

Con la voluntad de bajar las estrellas del cielo por el bienestar de la población, dedica todos sus esfuerzos para mitigar las desdichas y penalidades que sufre ella.

El 27 de agosto de 2015 (Juche 104), tuvo lugar en Pyongyang la reunión ampliada de la Comisión Militar Central del Partido del Trabajo de Corea, que abordó los asuntos estratégicos relacionados con la defensa nacional. Pero, el conclave sometió al debate, antes que nada, la medida para resarcir los daños por inundaciones en la ciudad de Rason. Kim Jong Un dio al Ejército Popular la orden del Comandante Supremo de concluir antes del día de la fundación del Partido (10 de octubre) la reparación de daños. Y realizó un largo viaje para llegar a la ciudad de Rason situado en la parte septentrional del país. Al recibir la noticia sobre el término de la obra, visitó el barrio Paekhak de la entonces zona de Sonbong, viajando las rutas aéreas, terrestres y marítimas.

El año pasado, cuando varias regiones sufrieron daños por inundaciones y tifones, manejó personalmente el auto para acudir a la comuna Taechong, distrito Unpha, provincia de Hwanghae del Norte, y recorrió la zona damnificada de Komdok cruzando un peligroso puente ferrocarril construido con madera.

Los ciudadanos sienten el fervoroso amor y sentimiento paternal del mandatario quien tiene la voluntad de defenderlos hasta el final aunque su cuerpo se esparciera en granos de arena y los llama pueblo amable, excelente y grande.

Imbuidos de su afecto, ellos lo confían y lo apoyan de todo corazón. Consideran como su mayor alegría encontrarse con él y guardan como tesoro de su familia la foto tomada junto con él.

La añoranza del pueblo hacia el Secretario General se manifiesta en su fervoroso sentimiento de fidelidad. Anidando en su alma Pyongyang donde está él, realizan méritos laborales en sus respectivos sectores. Los jóvenes se ofrecen voluntariamente para trabajar en importantes sectores de la economía nacional y acuden a las escuelas situadas en las islas, montañas y zonas próximas a la línea divisoria.

En el camino para acatar la idea y dirección de su dirigente, el pueblo está compactamente unido con sentimientos fraternales. Considera como suyas las penas del prójimo y entrega sin vacilación sus huesos, pieles y hasta su vida para salvar a otros. En la sociedad reina un ambiente de utilizar con preferencia la palabra “nuestro” y ayudarse y guiarse uno a otro bajo la consigna de “¡Uno para todos y todos para uno!”.

En el presente, el pueblo coreano acelera la marcha para el nuevo desarrollo de la construcción socialista con el fin de materializar las tareas presentadas por el Secretario General en su discurso de orientación política pronunciado en la V Sesión de la XIV Legislatura de la Asamblea Popular Suprema de la RPDC (septiembre de 2021).

La unidad monolítica entre el dirigente y el pueblo es una tradición nacional de la RPDC, que constituye una gran fuerza que le permite avanzar victoriosamente superando todos los desafíos y pruebas.