Sobre la autoridad del Secretario General del PTC.

Gracias a la autoridad absoluta y dirección probada del estimado compañero Kim Jong Un, Secretario General del PTC, llegaron a primer plano la dignidad y el poderío de la Corea del Juche y se elevaron bruscamente su posición estratégica e influencia internacional durante los 10 años pasados.

Adelanta así el diario Rodong Sinmun en un artículo y prosigue:

Es el privilegio y fortuna más grandes para el pueblo coreano tener como su líder al Secretario General quien es respetado y confiado por toda la gente por sus habilidades y cualidades inigualables.

Es un estadista omnipotente capaz de combinar las ideas y teorías con la capacidad práctica y dirigir con maestría todas las esferas como política, economía, asuntos militares y cultura. He aquí su cualidad extraordinaria y autoridad absoluta.

Sus ideas y teorías, caracterizadas por el carácter científico y revolucionario y el contemporáneo y original, sirven de arma poderosa de ejecución e innovación que garantiza el avance victorioso de la revolución coreana.

Su guía convirtió la patria en una potencia político-militar sin rival, levantó sobre la tierra patria las creaciones de autofortalecimiento y abrió nueva era de esplendor de la construcción de la civilización socialista.

Con la noble concepción de vida de sacrificarse por la felicidad y prosperidad del pueblo y las generaciones venideras, el Secretario General continúa sin treguas el camino de servicio abnegado al pueblo.

Bajo la guía del gran hombre sin par, el pueblo coreano defiende firmemente su soberanía y derechos a la existencia y desarrollo, pese a las pruebas severas, realizando sus ideales y sueños con la frente alta.