Pueblo libre del pago por el tratamiento médico

Hace 5 años, al recorrer el Hospital Pediátrico Okryu, el jefe de delegación peruana, Leopoldo Ortiz, expresó: “Es realmente increíble lo visto en este hospital de niños de Corea. En primer lugar, la importancia que le dan al niño, el futuro del país. Resumiendo: la total gratuidad del tratamiento médico, su gran infraestructura, tecnología de primer nivel, su diseño intachable, las aulas preparadas para los pacientes internados, locales de recreación, sala de servicio médico a distancia, gran capacidad profesional de su personal médico…

En distintos lugares de la RPDC se encuentran excelentes centros de servicio médico como el Hospital Pediátrico Okryu. En la zona de Munsu de la ciudad de Pyongyang, llamada villa de hospitales, se hallan la Casa de Maternidad de Pyongyang, el Hospital Universal de Medicina Coryo, el Hospital Kim Man Yu, el Hospital Odontológico Ryugyong, el Hospital de Oftalmológico Universal Ryugyong, etc.

Dondequiera que viven los habitantes hay hospitales dotados de modernas instalaciones médicas. Las fábricas, empresas, minas e incluso flotas pesqueras de alta mar tienen hospitales, clínicas y puestos de socorro.

Todos los ciudadanos, incluidos trabajadores, campesinos e intelectuales, tienen el derecho a recibir gratuitamente la asistencia médica sin distinción del sexo, edad, sitio de residencia, profesión y cantidad y calidad del trabajo realizado.

Se les ofrecen beneficios especiales del Estado a niños, embarazadas y parturientas. Se organizan grupos de médicos competentes y se movilizan aviones para atender a embarazadas de trillizos o cuatrillizos.

Corren por cuenta del Estado todos los gastos de los servicios sanitarios en los hospitales, incluyendo diagnosis, examen, primer auxilio, hospitalización y operación.

Gracias al sistema de asistencia médica gratuita, se recuperaron muchos pacientes que fueron diagnosticados de enfermedades incurables.

Hace unos años, Kim Bom Hyang, estudiante del Instituto Superior de Industria Ligera de Chongjin, fue trasladada al hospital del Instituto Superior de Medicina de Pyongyang. La paciente estaba muy grave. Tenía 39 °C de temperatura, 130 pulsaciones y 30 respiraciones por minuto. En el hospital le transfundieron en diez ocasiones la sangre a ella que perdió el 70% de sangre debido a la intensa hemorragia gástrica. Durante más de 90 días de curación, se utilizaron unos 10 000 medicamentos de más de 10 especies y se realizaron ciento y decenas de chequeos médicos. Según Ri Kwang Ho, médico encargado de la paciente, fue exorbitante el precio de medicamentos consumidos para recuperarla. Pero, ella no lo conoció.

En la RPDC el sistema de asistencia médica gratuita se aplicó decenas de años antes, o sea, durante el período de la Guerra de Liberación de la Patria. Pese a la escasez y dificultades que sufría el país, convertido en cenizas debido al bombardeo enemigo, se adoptó el 13 de noviembre de 1952 (Juche 41) la resolución del Consejo de Ministros de aplicar la asistencia médica gratuita, que se puso en vigencia desde el primer día del año siguiente.

Gracias a este sistema basado en la medicina preventiva, el pueblo coreano goza de una vida dichosa y libre del pago por el tratamiento médico