Reuniones de jóvenes de conductas loables.

Se realizaron reuniones de jóvenes de conductas loables en los comités de la Unión de la Juventud del Consejo de Ministros y del Ministerio del Ferrocarril.

Participaron funcionarios de los comités de la Unión de la Juventud de esas entidades,  protagonistas de conductas loables y jóvenes.

Hubo informes e intervenciones.

Los oradores señalaron que el ompañero Kim Jong Un, quien abre la era de esplendor del movimiento juvenil en acato al noble propósito del Presidente Kim Il Sung y el Dirigente Kim Jong Il, llamó en agosto pasado a los festejos del Día de la Juventud a los jóvenes, que se ofrecieron a trabajar en los sectores duros y difíciles de la construcción socialista, y les dispensó grandes benevolencias.

Refirieron que entre los muchachos del Consejo de Ministros y el Ministerio del Ferrocarril se reportaron muchos casos de conductas adorables como la disposición de defender a ultranza al Comité Central del Partido y el sacrificio por la sociedad, el colectivo y los compañeros.

Además, acudieron voluntariamente a los sectores difíciles y duros como la base ganadera de la zona de Sepho, atendieron con fraternidad a los veteranos de guerra como si fueran sus nietos y se casaron con los ex militares minusválidos, recordaron y resaltaron los valiosos éxitos científico-técnicos alcanzados por la población juvenil que contribuirán sustancialmente a la construcción de una potencia próspera.

La aparición de tales jóvenes virtuosos en el curso de la lucha por cumplir la resolución del histórico Congreso del Partido testimonia la concepción de vida revolucionaria de los jóvenes de nuestra época que están dispuestos a compartir siempre el mismo destino con el régimen socialista y buscan el honor y valor de su vida en apoyar al partido madre, expresaron.

Apuntaron la necesidad de mantener el honor de vanguardia y brigada de choque en la marcha general para materializar la resolución del VIII Congreso del Partido y la orientación política del gobierno de la RPDC con la firme fe en el socialismo y la convicción y optimismo de la victoria