Amor y afecto son riqueza típica de Corea

Se oye por doquier del país la canción «Amamos», que refleja la realidad de Corea donde se reportan cada día las conductas loables.

Se puede encontrar con las madres que adoptaron a los huérfanos por sus hijos y con quienes se casaron con los ex militares heridos de gravedad.

Entre la gente bondadosa hay los que dedicaron toda su devoción para un alumno discapacitado y donaron sus pieles por un niño en estado crítico por la quemadura de todo el cuerpo.

Además, un estudiante se ha esforzado durante varios años por buscar y devolver al dueño un equipaje encontrado en el tren.

Son incontables los que ofrendaron hasta la vida para el colectivo y los compañeros.

Asimismo, saltan a la vista por doquier del país la consigna «¡Uno para todos y todos para uno!«.

Esta realidad es un estilo nacional y riqueza típica de Corea que otros no pueden tener ni imitar.