Pueblo coreano no olvida el 16 de diciembre de 2011

En vísperas del 17 de diciembre, día de deceso del Dirigente Kim Jong Il, el pueblo coreano añora mucho a quien dedicó toda su vida por la felicidad del pueblo.

El 16 de diciembre de 2011 (Juche 100), el Dirigente vio un documento sobre el suministro de pescados a los ciudadanos de Pyongyang.

Unos días antes ya había instruido a los funcionarios vender los pescados a los capitalinos en vísperas del Año Nuevo, al igual que el año anterior, e hizo desembarcar a tiempo los peces capturados en el puerto de Wonsan.

A las 21:13 del día 16, firmó el documento tras tomar las medidas para el transporte de pescados desde el puerto a una estación ferroviaria.

Seguidamente, subió a su vagón-despacho para emprender una visita de orientación y falleció el día siguiente en el tren en plena marcha.

Así el gran Líder predecesor se ha consagrado por el pueblo hasta el último momento de su vida.