Para establecer la ley popular

En diciembre de 36 de la era Juche (1947), se efectuó la segunda sesión del Comité Provisional para el Establecimiento de la Constitución de Corea.

En la reunión el Presidente Kim Il Sung hizo organizar 3 subcomisiones y revisar los artículos del anteproyecto de la Constitución.

El debate al respecto siguió el día siguiente.

En lo que se refería al orden de los capítulos, el Presidente se puso serio.

Era, pues, que en el proyecto preliminar compuesto por 102 artículos de 10 capítulos el último trataba los derechos y deberes del ciudadano.

Un rato después, el Presidente dijo que la disposición de capítulos del anteproyecto de la Constitución ya elaborado no convenía a la realidad y sugirió poner en la primera parte del documento lo de los derechos democráticos y la libertad del pueblo.

Nuestro pueblo, dijo, desplegó una larga lucha sangrienta contra los imperialistas japoneses para conseguir la independencia del país y los derechos nacionales, y en este sentido es muy importante poner en la primera parte el capítulo del derecho del ciudadano.

Subrayó este punto y resolvió varios problemas que se presentaban en la deliberación sobre el proyecto.

Para terminar, recomendó someterlo a la discusión de todo el pueblo para reflejar suficientemente la voluntad de amplias masas populares.

Entre febrero y abril del año siguiente el proyecto de la Constitución se sometió a discusión de toda la población y en septiembre nació la primera Constitución de la República, la más popular y justa.

En la Primera Sesión de la V Legislatura de la Asamblea Popular Suprema efectuada el 27 de diciembre de 1972 se aprobó la Constitución Socialista de la República Popular Democrática de Corea como reflejo de las exigencias de la realidad.