Manifestación del patriotismo.

El pueblo coreano vive felizmente en el régimen socialista centrado en las masas populares y trabaja sinceramente por la prosperidad de la patria.

Se puede citar como ejemplo la vida de Kim Yong Nyo, moradora común del distrito de Changsong de la provincia de Phyong-an del Norte.

Desde que estuvo embarazada, la madre de trillizas se ha beneficiado mucho de las medidas benévolas del Estado.

Viene trabajando en la brigada de la construcción distrital con el deseo de recompensar, aunque en lo mínimo, los favores del Estado. Suele decir a sus hijas que se siente angustiada por no poder pagar todas las benevolencias dispensadas para su familia.

Sus hijas crecieron viendo a su madre que trabaja con toda dedicación por la patria y, al graduarse el año pasado de la escuela secundaria superior, se ofrecieron a ingresar al Ejército Popular y trabajar en el campo socialista.

Hace unos meses, Kim recibió las cartas de sus dos hijas en servicio militar.

En sus misivas, las remitentes expresaron sus decisiones de realizar sin falta los méritos y regresar a casa con la frente alta.

En exclusiva con la ACNC, Kim dijo que al leer esas cartas, sintió más profundamente el honor de la familia de militares y redobló la determinación de trabajar mucho más por el país.

Así todos los coreanos consideran como felicidad más grande de la vida trabajar con abnegación por la patria