Personas comunes

En septiembre del año pasado, el estimado compañero Kim Jong Un se reunió con los trabajadores innovadores y ameritados, participantes en los festejos del 73 aniversario de la fundación de la RPDC.

En la ocasión se retrató junto con ellos enfatizando que les inspira gran fuerza y ánimo al Partido y Estado la presencia de numerosos patriotas que se consagran por reducir la carga pesada de la patria anteponiendo los asuntos estatales a los domésticos y exponiéndose a los trabajos duros y difíciles.

Y les ofreció un banquete en el patio frente a la sede del Comité Central del Partido y los apreció altamente como un cimiento y pilar del Partido y Estado.

Ellos fueron personas comunes que tienen diferentes empleos, entre ellas la tejedora benemérita que estableció un nuevo récord en el movimiento para manejar muchas máquinas durante más de 20 años, el jefe de brigada que obtuvo ricas cosechas de cereales durante decenas de años y el profesor que dedicó todo su ser a la educación de la generación venidera.

Lo extraordinario en ellos es que tienen mucho apego a sus empleos y trabajan con pasión y abnegación.

El mandatario los apreció altamente diciendo que en la historia de la República están impregnados el patriotismo y lealtad de ellos que hicieron gran aporte a abrir la era de la civilización socialista incrementando los bienes del país en sus centros de trabajo y glorificando a la patria al frente del sector científico y cultural.

Entre ellos se veía un cineasta ampliamente conocido entre el público por su papel como personaje negativo en películas o telenovelas.

Durante el banquete, cuando el Secretario General le llamó por el nombre del personaje que él cumplió en una telenovela, comprendiendo su pena que sintió cuando actuaba como personaje negativo, el actor veterano no pudo reprimir las lágrimas de emoción.

Así, ellos tuvieron un gran honor para la envidia de todo el mundo.